El convenio interadministrativo de transporte individual de pasajeros para el corredor Soacha-Bogotá, protocolizado el pasado viernes, aún está sin la firma del alcalde del Distrito Samuel Moreno Rojas. Este hecho permite que las autoridades continúen con los operativos y permanezca la restricción entre las dos ciudades.


El Secretario de Movilidad del Distrito Fernando Alvarez Morales, dijo hoy que mientras el alcalde Samuel Moreno no firme el convenio, la situación para los taxistas seguirá igual a la de los últimos 22 meses.

Alvarez anunció que aún son necesarias mesas de trabajo para ultimar detalles, y que hacia el miércoles de esta semana se tomará una decisión; advirtió también que el gremio de taxistas de Bogotá está inconforme con la posible firma del convenio.

Herminson Bermúdez, presidente del Sindicato Nacional de taxistas de Bogotá, explicó que el convenio interadministrativo firmado en principio por el Ministerio de Transporte, la Gobernación de Cundinamarca, la Alcaldía de Soacha, la Secretaría de Tránsito del departamento y la Secretaría de Movilidad del Distrito, el cual permite el ingreso de los taxis de Soacha, es ilegal.

«Si se firma el convenio, simplemente pasaría por encima del decreto 172 del 5 de febrero de 2001, que puntualiza el trabajo de los taxis urbanos en cada jurisdicción», dijo el sindicalista.

El líder de los taxistas anunció un plan tortuga en la capital para hoy lunes, como protesta y resistencia a la firma del convenio.

Cabe señalar que los taxis reportados en Soacha son 312, mientras que el parque automotor de la capital, asciende a 49 mil vehículos hábiles.