Luego de cinco meses de cuarentena y aislamiento preventivo obligatorio  en el país, el presidente Iván Duque aseguró que a partir del primero de septiembre Colombia  pasará a un aislamiento selectivo con distanciamiento y responsabilidad individual.

El presidente envió un mensaje contundente para fortalecer el autocuidado de los colombianos  porque a partir del primero de septiembre se apelará más a la responsabilidad individual  en el país.  

Lo que dijo Duque es que se entra a una nueva fase, pero que el virus sigue latente y con la letalidad de siempre, por eso habló de tres pilares para evitar los contagios: responsabilidad individual, acciones colectivas y acciones implementadas desde los gobiernos locales, departamentales y del orden nacional.

El nuevo aislamiento selectivo con distanciamiento y responsabilidad individual irá en principio hasta el 30 de septiembre para estar monitoreando el comportamiento de los colombianos.

Entre tanto, el concepto de emergencia sanitaria se extiende hasta el 30 de noviembre próximo.

Así que desde septiembre ya no se manejarán las excepciones, sino restricciones puntuales a ciertas actividades.

«Bajo el criterio  del aislamiento selectivo (…), empezaremos una nueva fase donde todos nosotros vamos a regirnos, ya no por excepciones, sino por restricciones puntuales». «Aplicarán restricciones a los eventos y a las aglomeraciones«, dijo Duque.

De acuerdo con Duque, en este punto es clave tener en cuenta la forma en que se han categorizado los municipios, desde no-covid o baja afectación, hasta los que han sido golpeados muy fuerte por el virus. Esto servirá para seguir avanzando en los pilotos de reactivación de sectores, «con el criterio donde todos nos seguimos protegiendo para proteger a los demás», dijo el Presidente.

De igual manera, desde septiembre se acelerará la reactivación de vuelos, pero con una vigilancia especial en los municipios de alta afectación por el coronavirus.

Sin embargo, durante el próximo mes los expertos epidemiólogos seguirán monitoreando el avance del virus, ya que el país está en una fase de meseta de contagios con tendencia a la baja.

«No nos podemos relajar. No podemos bajar la guardia y tenemos que asumir todos una mayor responsabilidad de autocuidado en el distanciamiento físico», concluyó  Duque.