Muchas personas se preguntarán si es razonable el desplazamiento conjunto de varias autoridades para el rescate de un pequeño animal. Lo cierto es que en un operativo salido de lo cotidiano, los bomberos, la policía, la comunidad y la Junta Defensora de animales trabajaron durante horas para poder liberar a un gato atrapado entre dos muros que separan a igual número de viviendas en San Nicolás.


“En la visita técnica se evidenció la presencia de un felino de color negro, entonces se verificó la estructura física y corporal del animal y en qué condiciones estaba, allí personalmente tomé todo lo que son los signos vitales y Bomberos pidió una autorización a la dueña del predio para hacer el rompimiento de una pared aledaña a la otra casa y así poder extraer el gato por la parte interna del predio autorizado, entonces allí los bomberos en cabeza de sus comandantes sacaron el gato, se le hizo la revisión médica veterinaria posterior y el animal como tal quedó liberado”, explicó Nicolás Ussa, Coordinador del Programa Junta defensora de Animales.

En cuanto a la procedencia del felino, Ussa señaló que este es un gato que venía deambulando desde hace varios días por el sector, dado que sus dueños seguramente lo soltaron de manera irresponsable sin tener en cuenta la naturaleza del animal y su modo de actuar fuera de su sitio de origen, por lo que realizó un fuerte llamado para aquellas personas que tiene mascotas pero que no las protegen ni las mantienen de una manera responsable.

“Para no tener que ver animales abandonados o botados en la calle, le imploramos a las personas, a los padres que tengan su núcleo familiar, que si no tienen los medios económicos y estructurales de habitación o de vivienda, no se comprometan a tener animales porque esto afecta directamente su bienestar. La tenencia de perros o gatos dentro de las unidades habitacionales acarrea muchísimos gastos y compromisos sobre la propia tenencia; la solicitud es sensibilizar y capacitar a todas las propietarios, arrendatarios o copropietarios de conjuntos residenciales y de barrios a que si no tienen las condiciones aptas para la posesión de estos animales, no se comprometan a tenerlos”, resaltó.

Por último, recordó que la línea telefónica 7305500 en su extensión 135 o 220 de la alcaldía municipal, está disponible en caso de que alguna persona necesite comunicarse para reportar alguna emergencia con su mascota o con algún animal que requiera ser rescatado por alguna situación que represente peligro para su integridad y para su vida misma. Así mismo, el Coordinador del Programa Junta defensora de Animales enfatizó que el operativo de rescate se arma de manera inmediata buscando el bienestar y que el animal tenga las condiciones y todas las normas de seguridad y protección.