Luego de más de una década de espera, el inicio de las operaciones del sistema de transporte masivo Transmilenio para el Municipio de Soacha sin lugar a dudas se convierte en la noticia del año y en una de las mejores obras que generan progreso y desarrollo. La movilidad de las personas de un lugar a otro en la actualidad y el tiempo que gasta es muy importante ya que de este depende el desarrollo de sus compromisos y actividades laborales que a diario ejecutan nuestros amigos, familiares y vecinos en la capital de la república.


Es importante resaltar el apoyo brindado a todos y cada uno de los ejecutores de esta importante obra tanto del anterior como del actual Gobierno Nacional, Departamental y Local; no hubiese sido posible contar con este servicio sin su apoyo y contribución desde el inicio del proyecto. De igual forma es necesario resaltar los sobrecostos a los que ha tenido que someterse y por consiguiente esperar que los organismos de control no olviden que en sus procesos respectivos deben ser castigados los culpables; los ciudadanos de bien estaremos atentos para que no se quede la impunidad las pérdidas millonarias y por ende algún día reciban el castigo que se merecen.

Con el funcionamiento de este moderno servicio de transporte una gran cantidad de personas son beneficiadas y al igual una gran mayoría son perjudicadas. De ninguna manera puedo afirmar que no estoy de acuerdo con el sistema, al contrario al igual que muchos comparto esa alegría y felicidad de por fin ver una obra concluida al menos en el primer tramo pero como todo no es color de rosa en esta vida es muy importante resaltar los problemas y falencias que junto a este proceso se presentan. Entre otras cosas podemos afirmar que la obra carece de estudios, planes y diseños que permitan una movilidad absoluta sobre la Autopista del Sur, esta situación es delicada porque podemos observar un colapso permanente y mientras se reduce el tiempo para quienes utilizan el sistema no sucede igual para quienes se movilizan el transporte multimodal de las rutas acostumbradas; recordemos que todos somos Soacha y por consiguiente se deben buscar alternativas que mejoren la calidad de vida.

Definitivamente podemos afirmar que una gran solución a los problemas presentados son la construcción de vías indudablemente pues los carriles actualmente habilitados para el tránsito de tractomulas, camiones, volquetas, carro tanques, buses intermunicipales, taxis, colectivos, busetas, carros particulares, motocicletas no son suficientes. En una entrevista realizada por Caracol Radio al Doctor Álvaro Cruz Vargas Gobernador de Cundinamarca manifiesta que el recorrido Soacha- Bogotá se redujo en horas promedio; de esta columna con todo el respeto del mundo le podemos afirmar que no es verdad salvo el caso de las personas que utilizan el sistema por lo que desde esta columna elevamos nuestro pedido a que se inviertan unos recursos y se habilite inmediatamente la salida de oriente para poder mitigar el algo esta situación.

Es importante resaltar y recomendar a nuestros mandatarios que las medidas de restricción de ninguna manera se convierten en solución a este tipo de problemas. La restricción, los trancones y colapsos que no permiten una buena movilidad atentan contra el desarrollo y progreso del país y mientras se pagan unos impuestos, revisiones técnico mecánicas, seguros por todos los días del año, debido a este tipo de medidas estamos obligados a explotar todo este tipo de contribuciones por la mitad del tiempo y realmente no es justo.

Por otro lado es importante señalar que los carriles exclusivos de Transmilenio no tienen el diseño como los que se construyeron en Bogotá D.C. ya que en el total de su recorrido desde San Mateo hasta Bosa la Estación y viceversa no existe forma alguna para que estos carriles sean utilizados por vehículos de emergencia como: bomberos, ambulancias, patrullas de la Policía; el diseño y construcción no permite el ingreso y es una situación grave y delicada ya que si se presenta alguna emergencia los mismos organismos de emergencia ni la policía tienen acceso a poder solucionar los problemas. Dios quiera que no se presente ningún accidente por que las ambulancias no tienen por donde ingresar en el caso inesperado.

Con respecto al tema de los alimentadores es deber y responsabilidad de la Empresa Transmilenio de alguna forma solucionar este inconveniente a la brevedad del tiempo y es deber de todos reclamar este servicio que por derecho nos pertenece; recordemos que si no decimos o no hacemos nada así se queda; en Bogotá D.C. hasta los más recónditos sitios cuentan con este servicio y Soacha definitivamente no puede ser la excepción. Frente a este tema es importante la gestión y el concurso de nuestro Alcalde y de igual forma estamos a la espera de escuchar esas buenas nuevas.

Con toda claridad quienes conocemos el tema de la industria del transporte en Colombia sabemos que en su fondo y forma Transmilenio no es la solución frente a la demanda que tiene el servicio y ante una gran mayoría de empresas de transporte de papel que funcionan en Soacha es indispensable la participación de la Administración Municipal, se debe realizar una reposición del parque automotor y extender las capacidades transportadoras esto no sin antes hacer un compromiso serio y ordenado de que se comprometan a mejorar la calidad de la prestación del servicio que tanta falta han tenido para con nuestra comunidad.

@galodejesus