El sábado 9 de abril se habilitaron nuevos vagones en estaciones Santa Isabel y Polo como estrategia para mejorar el ingreso y salida de los usuarios. La inversión fue de casi 6 mil millones de pesos.

En la estación de Santa Isabel se amplió el vagón 2 al costado norte en 16,80 metros, habilitando un mejor ingreso y salida de los usuarios; así mismo, se incluyeron nuevas paradas de las rutas C30 y G30.  Aquí se invirtieron $972.864.435.

En el caso de la estación Polo se ampliaron los vagones 1, 2, 3; en el último vagón las rutas D24, J24 tienen nueva parada en este sitio.  La inversión fue de $4.970.495.229.

De acuerdo al IDU, la inversión total fue de $5.943 millones en las adecuaciones de ambas estaciones para disminuir los tiempos de espera de los usuarios.

Las obras debieron entregarse el primer semestre del año pasado, pero hubo retrasos y por eso se habilitaron hasta ahora.