En un centro poblacional tan grande como los centros comerciales, difícilmente se pueden prever todos los detalles en torno a la prevención del cuidado de los niños y la seguridad de los mismos, por este motivo la entidad comercial tuvo en cuenta las observación de Ruth Zamora, edil de la comuna tres, referente al mejoramiento de los espacios en donde los más pequeños podrían correr riesgo.


Desde que el centro comercial ofrece sus servicios al público y pese a ser uno de los lugares más frecuentados por la comunidad y visitantes de otras ciudades y municipios, jamás había recibido sugerencias por parte de algún usuario o líder del sector, por ese motivo resaltó la labor de la presidenta de la Junta Administradora Local (JAL) de la comuna tres y atendió todas sus observaciones, mejorando la seguridad de los más pequeños al interior de las instalaciones.

De acuerdo con la representante de la comunidad, a los costados de las entradas y salidas de las escaleras eléctricas del centro comercial existen vacíos en los que con el descuido de un padre de familia podría correr peligro cualquier infante hasta los cinco años; partiendo de esa razón se decidió hacer una minuciosa observación en las instalaciones del lugar, encontrando algunas de estas condiciones que generalmente los padres ni los usuarios prevén.

“Con preocupación observé algunos vacíos en los que, si un padre se descuida, podría algún niño de tres o más años caer. Además manifesté otras observaciones a los administradores del centro comercial, no sin antes radicar un documento con la petición ante la administración municipal. Cabe resaltar que se puso plena atención a los detalles que puntualicé y así mismo ya están haciendo las correcciones necesarias, entre muchas otras mejorías, con las que esperamos que la seguridad y la experiencia de los usuarios se mejore al interior de las instalaciones”, manifestó la líder.

Cabe destacar que la iniciativa de la líder dio pie para que desde la administración del centro comercial se empezará a implementar y mejorar más aspectos de seguridad, entre ellos la ampliación de los letreros que indican las rutas de evacuación, la verificación y aislamiento de tomas de corriente expuestas por los mismos comerciantes y la puesta en marcha de las modificaciones necesarias para alejar a los más pequeños de estas zonas que puede que representen riesgo para ellos.

“Gracias a las especificaciones de la edil Ruth Zamora, que nos hizo algunas observaciones para mejorar la seguridad de nuestros visitantes, realizamos una serie de trabajos y labores en las rampas, escaleras y otros sectores para que la experiencia de los usuarios sea más cómoda. En este momento estamos realizando mejoras técnicas en cuanto a nuestras barandas y lo respectivo a la parte técnica del centro comercial”, especificó José Sáenz, coordinador operativo de Mercurio.

Finalmente, el ingeniero portavoz de la entidad, invitó a la comunidad a que siga el ejemplo de la líder, con el fin de continuar optimizando la comodidad para la estancia de los visitantes del centro comercial.

“Queremos que todos nuestros visitantes del centro comercial se sientan parte de nuestra familia y que se acerquen si tienen alguna observación que apunte a mejorar la experiencia de nuestros usuarios, puesto que con gusto los atenderemos en la administración”, terminó el coordinador operativo.