El pasado miércoles 24 de junio se firmó con mucho ruido el acta de inicio del Regiotram de Occidente, el 29 de abril se firmaron los contratos para estudios, diseños e interventoría del Tren del Norte, pero para Soacha sólo se habla de fases II y III de Transmilenio.

Es una triste realidad la que enfrenta Soacha en materia de sistemas de transporte masivo porque desde los gobiernos nacional y departamental se sigue vendiendo a Transmilenio como la novedad del siglo XXI en materia de movilidad.

¿Qué falta?, es la pregunta que muchos se hacen para encontrar la explicación a esa diferencia tan marcada entre Soacha y los demás municipios que rodean a Bogotá. “Para mí no hay un verdadero liderazgo político que represente a esta ciudad  en Cundinamarca y el país, porque los grandes proyectos necesitan un padrino que lidere y  gestione, y el municipio carece de eso”, dijo Andrés Benavides, joven estudiante de arquitectura.

Pero si bien en el norte y occidente del departamento hay liderazgo político, también existe  una comunidad activa y dinámica que empuja a quienes los representan. “Los dos últimos gobernadores son de occidente y los líderes del norte (Zipaquirá, Cajicá, Chía) están muy bien relacionados con la clase política y los empresarios del país”, sostuvo Andrés Camargo, líder empresarial de Funza.

Y es cierto. El peso político de los diputados, representantes y senadores  de Cundinamarca es clave para la consecución de grandes proyectos, y de esto es lo que carece Soacha. “Aquí la gente vota por el primero que le dé un tamal, pero jamás mide el futuro, por eso todos vienen a pescar votos en elecciones porque saben que la gente de este municipio se vende por boronas”, aseguró Clemencia Villamil, líder residente en comuna uno.

Desde el primer gobierno de Andrés González se comenzó a hablar del tren que acercara a los cundinamarqueses a la capital colombiana. Lo mismo hizo Álvaro Cruz en sus dos periodos y finalmente quien concretó el tema para Sabana Occidente  fue Jorge Rey, dejando a su sucesor-Nicolás García– todo para la firma del acta de inicio, la cual se hizo el pasado miércoles 24 de junio.

Ver: Vía libre a las obras del Regiotram de Occidente

Para el norte sucedió algo similar, pero fue Jorge Rey el que aceleró el tema y el gobierno actual, en cabeza de Nicolás García, firmó los contratos para estudios, diseños e interventoría del Tren del Norte, el pasado miércoles 29  de abril.

Puede recordar: Este miércoles se firman los contratos para estudios, diseños e interventoría del Tren del Norte.

¿Y para Soacha? Lo que muchos señalan, y con razón, es que para Soacha no se ha pensado en un sistema distinto a Transmilenio, pero por falta liderazgo, gestión y voluntad.

 Es cierto que Jorge Rey empujó el tema de las fases II y III de Transmilenio y finalmente el 29 de noviembre el año pasado se adjudicó la licitación para extender el sistema hasta el Vínculo, pero la misma clase política del departamento se encargó de encasillar al municipio sólo en este sistema obsoleto y colapsado, y no en uno moderno y limpio ambientalmente  como el que se va a construir para el norte y occidente.

Para leer: Firman contrato para inicio de obras de las Fases II y III de Transmilenio Soacha

Lo cierto es que el liderazgo no lo ejercen sólo los políticos. “En Soacha nos falta verraquera, despertar y meterle identidad y amor para luchar por este territorio. Aquí somos conformistas y nos vendemos por un plato de lentejas;  mientras persista esta mentalidad tan pobre, estos serán los resultados”, concluyó Camila Andrea Martínez, profesional en derecho y residente en San Mateo.

Por Ricardo G.