Carlos Collins, el contratista de las obras del Túnel de La Línea, admitió que no alcanza a entregar el proyecto más ambicioso de la infraestructura colombiana en la fecha prevista, 30 de noviembre próximo, sino que pidió un plazo adicional de 75 días, es decir, hasta el 17 de febrero de 2017.


La petición de Collins se conoció durante la Mesa de Seguimiento convocada por la Contraloría General de la República y las Veedurías ciudadanas del Quindío y Tolima en la que se reveló un informe poco alentador del avance de ejecución de las obras.

El contratista admitido que existen retrasos en algunos trabajos del túnel y puentes como el de La Herradura, el cual no alcanzará a estar para el 30 de noviembre.

De acuerdo con el informe, el paro camionero ha incidido en el retraso de la sobras debido a que no han sido entregados a tiempo insumos como combustible, cemento y materiales triturados, por ello propuso como nueva fecha para la entrega del proyecto el 15 de febrero de 2017. No obstante, supeditó la entrega de las obras al pago y cumplimiento de los desembolsos que están pactados en el acuerdo conciliatorio.

Informe poco alentador

La Mesa de Seguimiento que se adelantó en la sede de la Gerencia Departamental Colegiada de la CGR en el Tolima y contó con la presencia de la Contralora Delegada para la Participación Ciudadana, Floralba Padrón Pardo, fue precedida de un recorrido a las obras, que inició en Armenia y culminó en Ibagué.

Las veedurías ciudadanas realizaron inspección a los trabajos realizados e igualmente constataron y evaluaron el avance de ejecución e incumplimiento presentado en el Megaproyecto.

Precisamente las Veedurías, rindieron un informe poco alentador de la evolución de la obra y llamaron la atención sobre la intervención de las fallas geológicas en reiteradas ocasiones, debido a que atentan contra la programación y ponen en riesgo la entrega del túnel.

También dieron a conocer los porcentajes de avance de obra a cielo abierto, de los módulos de Tolima y Quindío: los puentes están en 88.43% y los túneles en 78%.

Se refirieron igualmente a la desviación de aguas de escorrentías y afectación al río Bermellón, así como a las inversiones del 1 %, donde existen testimonios de las comunidades en el sentido de que algunas inversiones no han cumplido el objetivo para lo que fueron asignadas.

Fuente: ElColombiano.com