Hasta cerca de la media noche del domingo se extendieron los enfrentamientos entre la comunidad enfurecida y agentes del Esmad por un presunto abuso sexual en Bosa.

Todo comenzó porque una menor de 14 años desapareció sobre las 4:00 p.m. en un barrio de la localidad de Bosa. Cuenta la comunidad que horas después encontraron la niña, pero empezó a correr el rumor que había sido violada por un vecino.

Inmediatamente un grupo de personas la emprendió contra la vivienda del supuesto responsable y comenzó una tarde llega de violencia en la zona. Por fortuna la Policía llegó rápido al sector y no permitió que destruyeran la casa del hombre señalado, y se lo llevaron para un CAI cercano. Sin embargo, hasta allí llegó la turba enfurecida y comenzaron los enfrentamientos.

Las personas enfurecidas intentaron entrar al CAI para tomar justicia por mano propia, pero los policías lo impidieron. Las cosas fueron subiendo de tono hasta que tocó   pedir refuerzos del Esmad para contener la turba.

Los enfrentamientos se prologaron hasta casi la media noche del domingo. A esta hora la persona señalada sigue detenida y la menor es sometida a exámenes para saber si existió abuso o no.

Foto: captura de video