Los delincuentes se roban el vehículo hacia las 9:00 p.m. en Ciudad Montes, a las 3:30 a.m. lo ubican en Bosa porque un celular se quedó dentro de la camioneta.

Como de novela es la historia que permitió recuperar una camioneta Nissan de platón, la cual fue hurtada en la noche del sábado en una calle del barrio Ciudad Montes del sur de Bogotá.

Cuenta su propietario que mientras entraron con su esposa a un restaurante del sector se la llevaron. “Dejamos la camioneta sobre la avenida y entramos a un restaurante de Ciudad Montes, como  a las 9:15  salí y ya no estaba, entonces llamamos a  la policía, preguntamos y efectivmente se la habían robado”, contó el afectado.

Dice el hombre que se trasladaron al CAI, pusieron el denuncio y todo quedó en manos de la Policía, pero se acordaron que su esposa había dejado el celular debajo de un asiento delantero, en silencio y boca abajo. Ya eran las 11:00 p.m. y marcaron, efectivamente el móvil timbraba, pero no tenían la seguridad que el aparato siguiera en la camioneta.

“Es un Huawei,  y como no tiene Androi, se hace más difícil. Contactamos a un amigo que sabe de tecnología y  tipo 2:30 – 3:00 am le dio con el chiste, tenía carga y nos mandó la ubicación, entonces con dos amigos nos fuimos hasta el sitio  a mirar si era que habían botado el celular o estaba dentro de la camioneta. Salimos  solos, sin policía para primero mirar, y dependiendo de lo que viéramos, llamábamos a los uniformados”, agregó.

 La ubicación los llevó hasta un conjunto residencial de Bosa La Libertad. “Como no todos los vehículos caben dentro del conjunto, había muchos carros parqueados afuera, en la vía, y nos pusimos a mirar,  cuando vimos la camioneta. En ese momento llamamos a la Policía, ellos llegan y nos identificamos como los propietarios. Cuando comenzamos a mirar,  tenía otras placas, le habían puesto las de otro carro robado,  entonces fuimos a abrirla y casi no podemos, luego entramos y le habían dañado el switch de encendido,  pero finalmente la prendimos y la trajimos”, puntualizó el propietario.

Al final, lo que dicen los propietarios es que un olvido de la mujer al dejar el celular dentro de la camioneta,  permitió recuperar el vehículo.