Recientemente este colegio de la comuna seis, reconocido por su amplia trayectoria de 25 años en el municipio, fue premiado como el mejor colegio privado de Soacha, gracias al trabajo realizado a favor de la educación en la ciudad.


Periodismo Público.com dialogó con el Rector de la institución, Víctor Ramírez, quien durante 25 años ha liderado con éxito este importante proyecto educativo que le ha entregado a Soacha y al país, 21 promociones de bachilleres.

Periodismo Público.com: ¿Cuál ha sido la labor más importante que el ITLA ha tenido en estos 25 años?

Víctor Ramírez: Una de las mayores satisfacciones después de 25 años, es haber contribuido a la formación de muchos jóvenes, hombres y mujeres, tanto en valores como en lo académico y tecnológico. Hoy por hoy nos sentimos muy orgullosos de contar con 21 promociones de bachilleres, muchos de ellos ya profesionales, algunos vinculados a empresas importantes del sector, y otros generando con éxito sus propios negocios.

Nuestra misión no es solamente impartir educación en las áreas básicas, sino impartir instrucción y formación en áreas de la tecnología, eso nos ha llevado a ser reconocidos en el municipio de Soacha, como una institución líder en el desarrollo de una formación tecnológica. Para eso se han tomado cuatro campos de la tecnología, que son las que mayor demanda tienen en el campo laboral y profesional, como son la electromecánica y la automatización, el diseño industrial, las telecomunicaciones, y los sistemas informáticos que se aplican directamente a la gestión empresarial.

Hoy hemos sido galardonados con el Premio Dios Varón por ser la primera institución de carácter privado en el municipio. Estamos muy orgullosos de que padres de familia, estudiantes, ex alumnos y comunidad en general, nos hayan hecho ese reconocimiento.

PP.com: Puede decirse que el modelo educativo del colegio es un referente para la educación en el municipio, ¿cómo se ha logrado construir esto?

V.R: Este modelo partió de una necesidad que todavía se ve en el municipio, de formar hombres y mujeres en condiciones de ser aptos para desempeñarse laboralmente. Nuestro trabajo ha estado encaminado hacia el modelo de educación para la vida y el trabajo. Nuestro proyecto educativo descansa precisamente en esos tres pilares que siempre se han manejado: educación, tecnología y trabajo. En ese orden de ideas, los estudiantes vienen a aprender, hacer y aplicar los conocimientos recibidos en el aula, para ponerlos en evidencia a través de algo muy concreto.

PP.com: ¿A partir de ahora cuál es el reto y la misión que emprende el instituto de cara a los próximos años?

V.R: Transcurridos 25 años, ya nos hemos dado cuenta que la globalización de la información y el avance vertiginoso de las tecnologías, los requerimientos del sector laboral y productivo, además del contexto en el que nos desempeñamos, tienen otras características. Por eso hemos visto la necesidad de renovar nuestro plan curricular, de tal manera que estamos generando un programa de estudio que facilite el ingreso de otros estudiantes en diferentes grados hasta décimo, en razón de que hoy los programas curriculares no se deben organizar o estructurar con base en temáticas o capítulos, sino que se deben generar en las competencias que el sector productivo, de servicios y demás, requieren.

Hoy se tiene que pensar en que el egresado salga revestido de unas competencias básicas y genéricas que permitan a cualquier profesional ponerlas en evidencia, en cualquiera que sea el campo de su formación, o el oficio que va a desempeñar. A partir del año 2013, nuestro programa curricular tendrá un cambio bastante notorio en razón a que ya entraremos a certificar módulos de aprendizaje, de acuerdo al grado en que se encuentre el estudiante.

PP.com: ¿De qué manera contribuye el instituto y sus egresados a mejorar o mitigar la actual situación que vive Soacha?

V.R: El instituto nació con la necesidad de generar fuentes de trabajo, para que nuestros egresados hicieran parte de la productividad y del desarrollo económico del municipio. Hoy seguimos en ese mismo plan, pero lógicamente que de acuerdo a las circunstancias actuales y de acuerdo al avance en todos los aspectos de la información, la tecnología, el desarrollo social y el concepto de desarrollo sostenible, que debe contribuir a mejorar la calidad de vida de Soacha y sus habitantes.

Hoy la educación tiene que llevar a hombres y mujeres a que realmente mejoren su calidad de vida y no hagan parte simplemente de una hoja de vida, sino que eso les sirva para su desarrollo personal y familiar. De esa manea se podrá contribuir al desarrollo sostenible en el municipio de Soacha, haciendo parte del desarrollo económico de la población y de la región.

PP.com: Por último, ¿este Premio es una motivación para continuar con la labor que ustedes han realizado hasta ahora?

V.R: Sí, este premio lo hemos recibido con mucha satisfacción, porque es un reconocimiento a un trabajo sin ninguna pretensión, más que el servicio a la comunidad. Pienso que esto es un reflejo de la aceptación social y la confianza que han depositado en nosotros, además del impacto que nuestra labor ha generado en el desarrollo del municipio. Esos tres elementos son fundamentales para reconocer que hemos hecho una labor importante en Soacha.