La gestora social del municipio, Carmenza Rodríguez, desea compartir un mensaje en el Día Internacional dela Mujer. Un saludo de gratitud y admiración a quienes han venido construyendo un mejor mundo, repleto de valores, en donde en compañía de los hombres, se busca crear una sociedad equitativa, justa e igualitaria para todas y todos los habitantes de Soacha y el planeta entero.


Mensaje de la Gestora social Carmenza Rodríguez:

DIA DE LOS DERECHOS DE LA MUJER

El ocho de marzo se ha convertido en un día conmemorativo para reconocer derechos y facetas que la historia había negado a la mujer, paulatinamente se nos reconoció como un grupo trabajador, capacitadas para decidir, votar, educarnos, fórmanos profesionalmente y al mismo tiempo ser mujeres; con valores, virtudes y la fortaleza para creer en la construcción de un mejor mañana.

La búsqueda para seguir reivindicándonos continúa,
es la lucha por ser ciudadanas en igualdad y orgullosamente mujeres en la diferencia de saberse portadoras de vida y esperanza para quienes día a día acompañan nuestro camino.

Mujeres madres cabeza de familia, maltratadas por los vejámenes de la violencia y el desplazamiento forzado;

Mujeres líderes comunitarias, empresarias, profesionales;

Mujeres mancilladas por el maltrato familiar y con el corazón triste por haber enterrado a sus hijos;

Mujeres felices por haber cumplido sus metas, mujeres capaces de entregar al mundo su ser, su sonrisa y una mano que cimenta el presente y el futuro de nuevas generaciones de soachunos.

Cada mujer y cada ser humano, equivalen a una historia única y es desde ese pequeño universo de lo cotidiano en donde se tejen grandes cosas para la sociedad,

se tejen sueños y al mismo tiempo se acallan las voces que gritan al mundo ¡justicia, igualdad, ternura y valor para enfrentar al mundo que se presenta día a día!

Y se convierte en el espacio para vivir la contradicción. “Mientras en Altos de la Florida, Cazuca, Ciudadela Sucre muchas madres dormirían sin haber compartido un trozo de pan con su familia, en otros lugares del municipio otras mujeres ya habrán pasado por el salón de belleza y tenido una cena frugal con los suyos.”

Mis palabras son de admiración a todas las mujeres de Soacha, aquellas que se sacrifican poniéndose en pie a las cuatro de la mañana y terminan su día muy entrada la noche; otras que en su calidad de desplazadas, enfermas, maltratadas, y solitarias, aún tienen la fortaleza para seguir adelante y buscar mejores opciones de vida, También para la ejecutiva, la vendedora, la religiosa e incluso las niñas que con su ternura transforman su espacio con una sonrisa.

Mis palabras, son una invitación a la mujeres para seguir buscando y construyendo un mejor mundo, repleto de valores, en donde en compañía de los hombres, creemos una sociedad equitativa, justa e igualitaria para todas y todos los habitantes de Soacha y el planeta entero.

Mis palabras son una plegaria de amor que se une a la conmemoración internacional, en donde con alegría le digo a todas las mujeres del municipio.

Feliz día.