“Con voluntad se puede y se logran las cosas, es más importante la voluntad que el dinero a la hora de ayudar a los demás” afirmó la gestora social Carmenza Rodríguez, al entregar una vivienda nueva a una pareja de adultos mayores.


Los vecinos de San Rafael, un barrio de Ciudadela Sucre, han encontrado en su líder comunitaria Blanca Rogeles un punto de apoyo importante en su comunidad; precisamente ella fue quien llevó ante la Gestora Social y Primera Dama del municipio, Carmenza Rodríguez, el caso de dos adultos mayores que vivían en una situación de extrema pobreza, en una casa improvisada hecha en tablas de madera y tejas de zinc.

A los pocos días, la Gestora visitó el sitio y ratificó que don Carlos Rodríguez de 74 años y Blanca Cecilia Torres de 66, vivían en condiciones poco dignas. Además conoció que la pareja no tenía hijos ni familiares cercanos a quien acudir; sus vecinos, en medio de su humildad y calidez humana, son quienes han estado pendientes de don Carlos y doña Cecilia. La Primera Dama, al conocer la situación prometió ayudarlos; «la comunidad recibió la noticia con esperanza, sin negar su escepticismo, ya que al sector han llegado muchas promesas y muy pocas han sido cumplidas», comentó uno de los habitantes del barrio.

periodismopublico1-4.jpg Con alegría los vecinos empezaron a ver una promesa cumplida, a los abuelos se les pagó un arriendo mientras se les construía una casa en ladrillo y cemento, con servicios públicos, resistente a la lluvia y al viento.

El pasado sábado 6 de marzo, hacia las dos de la tarde, doña Cecilia y don Carlos lloraron de alegría al ver su nueva casa. “Me siento muy dichosa, no pensaba tener nunca una casa, Dios le de salud y vida a todos”,concejal.jpg dijo doña Cecilia mientras lloraba de felicidad al recibir su vivienda. “Con voluntad se puede y se logran las cosas, es más importante la voluntad que el dinero a la hora de ayudar a los demás”, con estas palabras la gestora social Carmenza Rodríguez entregó la casa construida con recursos propios y agradeció a quienes ayudaron en esta obra, pues además de ella, otras personas que prefieren mantener su nombre en reserva también aportaron su “granito de arena”.

Doña Cecilia y don Carlos, estrenan ahora no sólo su casa, sino también mobiliario aportado por diversas personas, cama, colchones, ollas y hasta mercado fue parte de la sorpresa que la pareja de adultos mayores recibió en este día. La comunidad también se encuentra satisfecha, porque además de esta promesa cumplida, ve cómo la administración municipal adelanta la obra de recolección de aguas negras, seguridad y otras obras sociales.

periodismopublico-122.jpg Es por esto, que al finalizar la entrega de la casa, mujeres de la comunidad se acercaron a la Primera Dama a comentarle sus preocupaciones. La Gestora Social atendió a las personas y escuchó su problemática, buscando posteriormente y con el inestimable apoyo de la comunidad y diferentes instituciones, ayudar a quien lo necesita.