Además de atender a las Juntas de Acción Comunal, la Dirección de Participación Comunitaria ahora ofrece capacitación a los conjuntos de propiedad horizontal en temas de convivencia y Ley 675. En el primer mes van cinco urbanizaciones que han participado activamente, pero la meta es llegar a la mayor parte de residentes que viven en esta modalidad de vivienda.


Por orientación del alcalde municipal se asignó a la Dirección de Participación Comunitaria Diparcom un funcionario que se dedica a capacitar a los miembros del Consejo de administración y a los copropietarios en general.

“Este funcionario ha venido acercándose a algunos conjuntos del municipio ofreciendo el servicio de capacitación para que las personas conozcan la normatividad de la 675 y el proceso de convivencia que implica vivir en un conjunto cerrado. Por ejemplo, por qué no es conveniente colgar la ropa en las ventanas, cómo es que se debe manejar el volumen de su equipo de sonido y en general cómo es que usted debe comportarse dentro de un régimen de propiedad horizontal”, explicó Orlando Matallana, director de Participación Comunitaria.

El ejercicio lleva un mes y hasta el momento ha llegado a los conjuntos residenciales La Oportunidad, Vida Nueva, La Evolución y Hogares Soacha de la comuna dos, y Balcones de Mercurio en la comuna tres.

“Hemos encontrado muy buena aceptación por parte de la gente dado que la ley tiene muchos vacíos y bastantes problemáticas en propiedad horizontal, entonces lo que venimos haciendo dentro de los conjuntos es capacitar a los miembros del Consejo de administración y a los copropietarios en general”, aseguró Manuel Pachón, encargado del programa de capacitación y acompañamiento a los conjuntos residenciales desde Diparcom.

Las capacitaciones se enfocan en la parte de convivencia y Ley 675, que es la que regula todo el tema de propiedad horizontal.

“Además de darles generalidades sobre ley 675, los orientamos en planeación estratégica, misión, visión, objetivos, estructurar un plan de trabajo como consejeros del conjunto, cómo hacer los procesos de selección para que tengan idoneidad en el personal que contratan, y a los copropietarios en general lo que hacemos, además de las bases de ley, es capacitarlos en sus propios roles, cuál es el papel del Consejo de administración, del administrador, de la asamblea, deberes y derechos como copropietarios, hablamos sobre la responsabilidad de pagar la cuota de administración y temas de convivencia”, agregó Pachón.

Uno de los objetivos es unir esfuerzos para que la gente cree una conciencia en la cultura de pago, que es el tema que desprende buena parte de los demás problemas. Sin embargo se ha detectado que uno de los aspectos delicados en Soacha es el relacionado con la convivencia.

“Aprender a vivir en propiedad horizontal ha implicado reunir personas de diversos sectores de la nación con diferentes costumbres y posturas en un solo conjunto, y eso ha originado un choque de comportamientos. A la luz de la Ley 675 lo que hacemos es redireccionar para que las personas conozcan algunas normas de convivencia que son necesarias y que la misma ley las exige para fortalecer lazos y vínculos de amistad entre ellos y poder construir una comunidad que tenga altos índices de sana convivencia”, complementó el director de Diparcom.

Los conjuntos de propiedad horizontal que deseen recibir la capacitación, simplemente tienen que dirigirse a la Dirección de Participación Comunitaria de la Alcaldía de Soacha y manifestar la intención de querer participar.

“Nuestra metodología también nos permite ir hasta los conjuntos, contactar al administrador y organizar la capacitación. Hay que aclarar que esta va orientada a la comunidad, a los miembros de los consejos y a los copropietarios, porque los administradores ya tienen un bagaje y un conocimiento del tema”, sostuvo Manuel Pachón.

Finalmente, el funcionario dijo que a futuro se pretende que desde un ejercicio ciudadano se plantee un proyecto de reforma a la ley apoyado desde el Congreso.

“Buscaremos un congresista que nos pueda dar la mano para presentar el proyecto, pero sí es necesario reformar la ley porque hoy por hoy no tenemos una normatividad clara para que los administradores tengan herramientas de recaudo efectivo de las cuotas de administración, tampoco tenemos una entidad responsable de propiedad horizontal que pueda hacer un eventual seguimiento y control como lo hace la superintendencia en las empresas, entonces sí es necesario hacer unos ajustes muy detallados a ley para que todos los problemas de convivencia sean solucionados”, concluyó.