En declaraciones a emisoras de radio, el presidente saliente dijo que no descarta aspirar a la Alcaldía de la capital colombiana, cuando termine su mandato el próximo 7 de agosto.


Tras resaltar el «afecto» con el que Bogotá lo ha «albergado» durante sus dos periodos en el Gobierno (2002-2010), precisó que le gustaría «ayudar en lo local a que las cosas salgan bien». Aunque no lo aseguró, existe una alta probabilidad que el exmandatario postule su candidatura a la alcaldía de la Capital de la República.

«Me gusta una buena Alcaldía de Bogotá, me gusta ver la prosperidad de esta ciudad, me gusta que la administren bien», comentó Uribe, oriundo de Medellín (Antioquia), respondió Uribe al ser preguntado sobre si prevé ser candidato en el futuro al gobierno de la capital.

Colombia «merece» que Bogotá «tenga toda la prosperidad», insistió Uribe al remarcar, no obstante, que en este momento prima en él un espíritu de «gratitud» al país tras sus ocho años como presidente y no de «ambiciones».

Uribe agregó también que está dispuesto a realizar varios talleres de administración local, lo que ya muchos interpretan como el inicio de una campaña para llegar a este cargo local.

Cuando le quedan menos de dos meses para dejar el cargo, el jefe de Estado mantiene unos niveles de popularidad superiores al 70 por ciento, principalmente por los éxitos de su política de seguridad democrática, basada en la lucha militar contra las FARC.

Diarios internacionales y redes sociales ya se manifiestan al respecto, de la misma manera los comentarios de los lectores de diferentes medios nacionales y de otros lugares del mundo, permiten conocer las impresiones que la noticia ha causado.