Por: Guillermo Alexander Gómez Riaño

Cuando opto por el título de abogado, mi tesis obtuvo mención honorifica al tratar el tema del espacio público en Soacha,  la cual se tituló: Ciudad, derecho e imaginario, una construcción de lo público en la convivencia (espacio público en la calle 13 del municipio de Soacha, alternativas de solución y recuento social, político e histórico). Este proyecto lo seguí construyendo y para la especialización en Gestión Pública lo amplié y planteé el USO, CUIDADO Y PROTECCIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO ENTRE LA CALLE 13 Y LA CARRERA 7ª DEL MUNICIPIO DE SOACHA.

El objetivo principal es poder intervenir el problema que genera el espacio público diseñando estrategias que ayuden a promover el uso, cuidado y preservación del espacio público en cuanto a los derechos, deberes y responsabilidades en la convivencia de la comuna dos del municipio de Soacha; esto debe estar unido con analizar las características particulares que tiene una defensoría del espacio público, como mecanismo que garantice los derechos y deberes de los ciudadanos.   De igual manera lograr establecer herramientas metodológicas de sensibilización con habitantes y vendedores informales, con el fin de fortalecer la convivencia ciudadana en el espacio público y organizar un modelo jurídico administrativo con la capacidad de optimizar los procesos participativos – comunitarios en el uso, cuidado y protección del espacio público.

La comprensión de cualquier fenómeno social relacionado con el espacio público es parte de la moderna realidad urbana, que permite plantear y repensar la ciudad como una composición de ideologías y patrones culturales arraigados en los individuos, que se agrupan y participan en el devenir y construcción permanente de la sociedad a través de los derechos y los deberes como ciudadanos (Charry, 2005). En ese orden de ideas, el espacio público del municipio de Soacha es una zona del país que ha arribado unas evoluciones en su concepción como en su aplicación, esto en relación con los requerimientos de la sociedad, al desarrollo de la cuidad y la comunidad, radicando el interés de asimilar rutas de intervención claves que ayuden a promover su cuidado con eficacia.

Y es que el constante cambio urbanístico y social del municipio es tema de debate político y económico gracias a que la economía informal conlleva a la ocupación y desorden del espacio público en las principales calles de la comuna dos del municipio de Soacha.  Dentro del Plan de Desarrollo Municipal 2016 – 2019, el espacio público debe entenderse como el desarrollo social y económico al proceso de construcción conjunto de un nuevo ser humano y consecuentemente de un nuevo proyecto de sociedad (Alcaldía Soacha, 2016). Surge la necesidad de proponer y articular un mecanismo mediático que contribuya a mejorar la convivencia ciudadana como acción permanente y en función de la defensa del espacio compartido entre desconocidos a través del fomento de acuerdos y normas básicas que posibiliten una ciudad más justa y equitativa, permitiendo a todos los sectores sociales asumir procesos productivos dignos e igualitarios.

El declive en la calidad de vida de los pobladores, entendida como una dificultad latente para alcanzar a utilizar bienes públicos en las mejores condiciones con eficacia y la interacción del tejido urbano, crea la necesidad ineludible de proceder en los escenarios físico y urbanos del municipio dentro del marco de los derechos básicos como lo es el ingreso y goce de un entorno social saludable y seguro. Los sucesos prescritos emanan la sub-utilización de ciertos espacios de la comuna 2 de Soacha, si no se crean estrategias y procedimientos urbanísticos acordes al contexto social actual, pueden originar mayores secuelas negativas a largo plazo. Esto, en cierta medida representa un escenario bastante alarmante desde la perspectiva de la administración urbana, en la disposición de áreas que consiguieran transformarse por función del abandono de acciones eficaces y acertadas, en notables problemas cívicos con distinguidos costos sociales y financieros.

Se considera diseñar acciones en el desarrollo de esta propuesta que plantea el uso de las políticas públicas en materia de reorganización y aprovechamiento del espacio público para alcanzar superar en gran parte los problemas de orden, donde las normas y los acuerdos existentes tienen una participación radical para lograr establecer hábitos acordes al ejercicio de los derechos y deberes ciudadanos, estas políticas además aportan elementos conceptuales y metodológicos para desarrollar de manera efectiva la administración del territorio aplicado al aprovechamiento del espacio público.  

Es por ello por lo que la Constitución Política de Colombia, en su Artículo 313, Numeral 2, Capitulo III – Del Régimen municipal describe que es:

Competencia de los concejos municipales adoptar los correspondientes planes y programas de desarrollo económico y social de obras públicas… Numeral 9, dictar las normas necesarias para el control, la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural del municipio… Artículo 315, Numeral 5, es función del alcalde municipal presentar oportunamente al consejo los proyectos de acuerdo sobre planes y programas de desarrollo económico y social, obras públicas, presupuesto anual de rentas y gastos y los demás que estime convenientes para la buena marcha del municipio. (GÓMEZ, 1991, p. 237)

De acuerdo a lo anterior y teniendo en cuenta la normatividad vigente fundamentada en la Constitución Política frente  a los acuerdos municipales, los planes de desarrollo tendientes a contribuir con el mejoramiento y calidad de vida de los habitantes del municipio, a partir de la implementación de la defensoría del espacio público que pretende establecer mecanismos de corresponsabilidad entre los habitantes y el gobierno municipal, generando una nueva cultura del espacio estimulado por la participación comunitaria y la administración de la ciudad, mejorando el uso y aprovechamiento del mismo,  mediante el diálogo y la conciliación dentro de los ámbitos de libertad, lugares de control, escenarios artísticos,  donde confluyen distintas posiciones y distintos ideales.

A  partir de las diversas observaciones e inquietudes suscitadas por el uso inadecuado del espacio público en el municipio de Soacha, así mismo, por la comprensión de una ciudad que crece todos los días desbordadamente al igual que sus problemas donde se vulneran permanentemente los derechos de los ciudadanos y las prácticas de los deberes sociales en relación con la responsabilidad de lo público es muy compleja, generada por falta de sentido de pertenencia  e identidad frente al desarrollo de la convivencia ciudadana y la  preservación del espacio en donde confluyen todos,  se hace necesario preguntarse:  ¿Cómo intervenir en el uso, cuidado y preservación del espacio público de la calle 13 y la carrera 7ª  del municipio de Soacha?

Este cuestionamiento plantea la necesidad de crear condiciones pertinentes para mejorar la convivencia social, para interpretar correctamente los derechos y deberes de los ciudadanos en el espacio público, en su cuidado, preservación y buen uso, elementos muy importantes para la interacción social en un contexto determinado.

Ver aquí texto completo: Ciudad, derecho e imaginario, una construcción de lo público en la convivencia

Escrito por: Guillermo Alexander Gómez Riaño

Abogado titulado de la Universidad La Gran Colombia, licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad Distrital y en proceso de grado de la Especialización en Gestión Pública de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, con conocimientos y experiencia en el área de las Ciencias Sociales, Humanas y las diferentes ramas del Derecho. Se desempeñó como abogado en la Secretaría de Gobierno de Soacha durante el periodo 2018 /2019 abordando el Código Nacional de Policía y Convivencia, Ley 1801 de 2016 en apoyo a las inspecciones de policía, además fue docente durante 13 años en las diferentes instituciones educativas oficiales del municipio.