En una nueva noche de violencia en Bogotá, los comerciantes se organizaron y salieron a reclamar a quienes lideraron bloqueos y actos vandálicos.

 Cansados de disturbios, bloqueos y vandalismo, un grupo de comerciantes de Bogotá decidió organizarse y encarar a los encapuchados dedicados a destrozar la ciudad, y aunque no hubo agresiones físicas, sí les manifestaron su inconformismo por lo que hacen.    

Dicen que ya no aguantan más bloqueos ni destrucción, por eso están dispuestos a salir y enfrentar de una vez por todas a quienes cogieron por costumbre llegar todas las noches a taponar vías y romper. “Eso es pura delincuencia, no podemos patrocinar a un poco de vándalos que creen que así se consiguen las cosas, necesitamos trabajar y movilizarnos, por eso decidimos salir y hablar con ellos,  y saldremos las veces que sea necesario”, dijo un comerciante de Usme.

Un hecho que reprochó la comunidad y que ocurrió anoche (que además quedó grabado en video), fue cuando un grupo de jóvenes llegó a una estación de servicio de Yomasa y obligó  a los trabajadores a que les llenaran bolsas con gasolina para luego enfrentar a la fuerza pública.

Y es que ayer de nuevo se presentaron enfrentamientos entre manifestantes y la fuerza pública, especialmente en puntos de las localidades de Usme y Suba donde fue necesario suspender algunas rutas de Transmilenio.

Foto: captura video policía