Luego de los hechos vandálicos de anoche después de la jornada de paro, los vidrios de la estación San Mateo quedaron totalmente destruidos.

A pesar de que la marcha oficial convocada en Soacha terminó pacíficamente, el vandalismo opacó la jornada y al final de la tarde y entrada la noche ‘hizo de las suyas’.

Saqueos en un almacén D1 y otros comercios, al igual que la destrucción de casi toda la vidriería de la estación San Mateo de Transmilenio, fueron algunos de los hechos reprochables de la jornada.

En respuesta a lo sucedido, el alcalde municipal decretó toque de queda y se prohibió cualquier marcha programada para hoy jueves, al igual que se prometió desplegar la fuerza pública suficiente para evitar que se repita lo sucedido anoche.

Así quedó la estación San Mateo: