Otra noche violenta se vivió en Bogotá luego de las manifestaciones del miércoles al cumplir un año del asesinato de Javier Ordóñez a manos de la policía.

Los violentos disturbios que se vivieron la noche del miércoles en Bogotá dejaron a tres policías lesionados, un CAI vandalizado, una moto quemada, 8 semáforos destruidos y varios civiles heridos.

Lo que comenzó como protestas pacíficas en el día, recordando el asesinato del abogado Javier Ordoñez hace un año en un CAI de Engativá, terminó en desmanes y hechos violentos, especialmente en las localidades de Suba y Bosa.

Según contó el comandante de la policía de Bogotá, general Jorge Eliécer Camacho, la situación más crítica se vivió en el barrio Brasilia de Bosa, cuando vándalos quisieron quemar el CAI, buscando afectar a los miembros de la institución que se encontraban en su interior, pero la oportuna intervención del Esmad evitó que la situación pasara a mayores.

En Suba también se vivieron momentos de tensión durante la noche del miércoles. Una moto de la Policía fue incinerada, allí hubo enfrentamientos entre manifestantes y uniformados del Esmad, resultandos civiles y policías heridos.