Este martes vence el contrato de construcción del nuevo Comando de la Policía Metropolitana de Bogotá, hasta el momento las obras están inconclusas.


Así lo denunció el concejal Julio César Acosta de Cambio Radical al recibir un informe oficial del Fondo de Vigilancia en la que certifica que vence el plazo del contrato. Para el concejal Acosta lo delicado del asunto es que se vence el contrato sin que la obra esté terminada a pesar de una inversión superior a los 30 mil millones de pesos, gracias a que la administración de Gustavo Petro no hizo nada a tiempo para superar los inconvenientes que se presentaron.

Según el cabildante, se dejó vencer el contrato de la firma interventora y tardaron más de dos años en renovarlo, y segundo, dejaron vencer el año pasado la licencia de construcción, tardando casi seis meses para su renovación. Desde diciembre de 2012 la obra está paralizada y el abandono ha ocasionado daños estructurales graves. Ni el constructor ni el interventor quieren asumir su responsabilidad y mucho menos su reparación. A la fecha el distrito ha desembolsado más de 30 mil millones de pesos y la interventoría no ha podido justificar gastos por más de 15 mil, y hay 6 mil más pendientes de presentación de soportes y comprobantes.

En junio del año pasado la empresa constructora abandonó la obra sin explicación alguna hasta finales de diciembre, cuando volvieron unos cuantos trabajadores por unos días, quienes nuevamente se retiraron por falta de pago.

Fuente: elDiariobogotano.com