A través de un panfleto que se ha distribuido en este municipio, un grupo anónimo advierte que el 21 de mayo comenzó una “limpieza social” en Soacha, enfocada a los venezolanos presentes en el territorio.


Varios venezolanos que han llegado a Colombia para escapar de la crisis en su país están recibiendo amenazas de muerte anónimas en Soacha, denunció esta semana el Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), adscrito a la comunidad jesuita.

En un panfleto titulado «Llegó la hora de la limpieza social» y distribuido en este municipio, un grupo anónimo advierte que el 21 de mayo comenzó una «limpieza de venezolanos y viciosos».

El número de inmigrantes venezolanos que se encuentran en Colombia alcanzó este mes 1.296.552, lo que representa la segunda oleada más grande del mundo después de la crisis provocada por la guerra en Siria.

Según datos oficiales, Soacha recibe a miles desplazados del conflicto armado interno, pero ahora se suma una oleada reciente de venezolanos que llegan sin nada a buscar trabajo y vivienda.

«Si seguimos con el juego de normalizar y ridiculizar, lo que va a pasar es que la población venezolana va a ser foco de atentados y violencia», alertó el abogado José Luis Bohórquez.

Estos panfletos anónimos se han distribuido por Soacha y amenazan además a la población LGBT del municipio, incluso en algunos casos con nombres y apellidos.

Algunos de los pasquines llevan el membrete del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia, otros el nombre de «Bacrim» y otros son anónimos.

En el panfleto señalan en concreto a los vendedores ambulantes y ordenan que las peluquerías de esta población «cierren a las 6 en punto, de lo contrario, aténgase a las consecuencias”.

Apoyo: El Heraldo