El repudiable caso sucedió el pasado lunes en el barrio Bochica, de la localidad de Rafael Uribe de Bogotá.

Las mujeres caminaban por la calle cuando de un momento a otro se bajan dos delincuentes del taxi identificado con placas TSP 315, quienes sin pensarlo se lanzan hacia ellas para robarlas, pero una logra escapar, mientras la otra fue cogida a golpes y arrastrada por el ladrón.

El segundo sujeto portaba una pistola, se bajó apuntando, pero la mujer forcejeó con el delincuente y aunque cayó al piso, y fue golpeada y arrastrada, empezó a gritar y asustó a los delincuentes, quienes huyeron del lugar al percatarse que cerca de ellos había un grupo de hombres jugando fútbol. 

Las dos mujeres dijeron que dentro del taxi iban cinco personas; el chofer, los dos hombres que las agredieron y dos mujeres más.