La mujer junto a su pareja abordó un taxi rumbo a su vivienda, pero su compañero se bajó por el camino y ella quedó sola dentro del vehículo.

Lo que contó la mujer es que sobre las 2:00 a.m. salió de un hostal de Kennedy y se subió a un taxi junto con su pareja rumbo a un barrio de Ciudad Bolívar.  Su compañero se bajó por el lado del barrio Perdomo y ella continuó el recorrido, sin pensar que el conductor abusaría de ella.

Dice la mujer que recibió un chicle del conductor del taxi y hasta ahí se acuerda. Luego despertó dentro del vehículo con su ropa interior en los tobillos; de inmediato el taxista la arrojó al piso, lanzó su teléfono celular a un pastizal y se fugó.

Contó la víctima que mareada se levantó y fue a buscar su teléfono, y cuando lo había recuperado se encontró a un ladrón que la atracó.

La mujer llegó a casa, pero llamó a paramédicos de la Secretaría de Salud, quienes acudieron y la llevaron al Hospital de Meissen, en donde fue atendida por dos días; allí confirmaron que había sido violada.  

Foto: referencia