Traspasando las fronteras del idioma y la cultura, Colombia vuelve a ser escenario de una fiebre benigna, la de Hello Kitty, que se hace presente en nuestro país para celebrar sus más de 50 años de historia.


Bajo la filosofía de un pequeño regalo genera grandes sonrisas, la compañía Sanrio participa con Hello Kitty, en una amplia variedad de categorías como maquillaje, morrales, cartucheras, lápices, calcomanías, lencería, vajillas, juegos y hasta joyas.

José Felipe Ziade, licenciatario de Sanrio, dijo que su éxito se explica “dado el atractivo universal de Hello Kitty, un icono mundial que no pasa de moda, con mensajes dulces y positivos”.

En Colombia tienen licencia para comercializar la imagen de Hello Kitty tres tiendas exclusivas de Sanrio en Bogotá Centro comercial el Retiro, Barranquilla Centro Comercial Buena Vista y próxima inauguración Medellín Centro Comercial Santa Fe finales del mes de Agosto año en curso. Adicionalmente, están registradas para usar esta marca empresas de ropa, calzado y útiles escolares, entre otros.

Según información suministrada por la filial en Brasil, en Latinoamérica son más de 200 acuerdos de licencia con empresas como McDonald’s, Kraft, Grendene, Tilibra, Samsung, Johnson & Johnson, Procter & Gamble. En Colombia son: Grupo Familia, Industrial Juguetera S.A., C.I Distrihogar S.A. Ronda S.A., Locería Colombiana S.A., Vajillas Corona y Fun Cosmetics, C.A., C.I Maquila Internacional de Confección (MIC), Fantasy Trading S.A., Bico Internacional S.A., Master Products Ltda., C.A-Claudio Reig y S.L, entre otros.

Una historia que no termina

En 1960, se lanza al mercado con el nombre de Yamanashi Silk Company, en el que se ofrecen una serie de diseños y caracteres, con sus respectivas licencias, para diversos productos. Ya en 1973 se cambia el nombre a Sanrio, basado en las palabras San y Río, del español.

Hello Kitty comenzó en Japón en 1974 y ha sido plasmada en millares de productos que hoy sigue dando de qué hablar en todo el mundo. En 1976 el personaje se lanzó en Estados Unidos, convirtiéndose poco a poco en una de las marcas de mayor recordación entre la gente.

El personaje siguió evolucionando hasta ser parte de la labor social, cuando en 1993 se convirtió en imagen de la Unicef. Hoy por hoy, Hello Kitty es considerado un elemento importante en el estilo de vida de muchas mujeres en el mundo, pasando a ser parte de la cultura pop y como referencia de la niñez y juventud de mujeres.

Hello Kitty, como aliada estratégica, es un personaje cuyo público objetivo va desde los cuatro años hasta mujeres de mediana edad. La empresa Sanrio reportó en la última década que un gran porcentaje de niñas entre los 6 y los 11 años consideran Hello Kitty como su personaje preferido. Según el último informe difundido por la compañía, 46% de las niñas entre 7 y 10 años y 31% de mujeres entre 18 y 34 utilizan productos con Hello Kitty.

Con su versatilidad, Hello Kitty puede aparecer en tarjetas de crédito, Iphones, libros, tendidos, camas, vajillas, servilletas, ropa, entretenimiento, parques temáticos, bicicletas, balones e incluso en revistas como Vogue y como parte del trabajo de casas importantes del diseño, como Dior, así como ser parte de la imagen comercial de diversas celebridades del mundo del espectáculo.

En el mundo, la empresa tiene ventas al por menor anuales de 5 billones de dólares, con cobertura de más de 500 boutiques y tiendas con licencia para comercializar productos de esta marca, en más de 100 países. Sanrio está en la octava posición entre las compañías con más licencias por comercialización. En Latinoamérica existen aproximadamente 75 boutiques Sanrio en más de tres décadas de la multinacional en el continente.

Fuente: Image & Pres