A pesar de que el alcalde Juan Carlos Saldarriaga había dicho que no permitiría la ocupación del carril exclusivo de Transmilenio para la salida y el retorno del tráfico mixto los domingos y festivos, anoche se habilitó de nuevo y una vez más perjudicó los tiempos de viaje de los usuarios que se desplazaban entre Soacha y Bogotá, y viceversa.

 Si bien en años anteriores  las autoridades del Distrito, el Departamento y el Municipio, en coordinación con la Policía, autorizaban la ocupación de los carriles exclusivos cada vez que consideraban conveniente,  sin importar el perjuicio a los residentes de Soacha que requerían desplazarse en Transmilenio, esos mismos usuarios tenían la esperanza que en este gobierno no se repitiera la historia.

“Hacía mucho tiempo que no se veía esto, pero lo que podemos pensar es que de nuevo van a coger los carriles exclusivos para que los carros hagan trancón y así las cosas de nada le sirve a uno coger Transmilenio, es un atropello y una falta de respeto con Soacha porque es en la única troncal del sistema que hacen esto”, dijo Misael Mariño, residente en San Mateo.

Lo cierto es que mientras los viajeros de Bogotá están felices por la medida, los usuarios de Transmilenio en Soacha deben aguantarse los trancones y la congestión en la troncal, porque a las autoridades les importa es la movilidad de quienes salen a pasear, y  no el bienestar y tranquilidad de los usuarios del sistema en el municipio.

El próximo fin de semana es puente festivo y si bien ya se anunció Pico y Placa para el ingreso, nada se ha dicho de la ocupación del carril exclusivo en el perímetro de Soacha.