La Secretaría de Gobierno de Cundinamarca, sigue trabajando por la seguridad del departamento, en esta oportunidad llegó a la provincia de Sabana Centro para escuchar a los alcaldes de los municipios de Zipaquirá, Tocancipá, Cajicá, Chía, Cota, Cogua, Gachancipá, Tenjo, Tabio, Sopó y Nemocón.

Entre los temas que se trataron esta mesa de trabajo, están: los principales delitos de alto impacto en la provincia y la migración; y cómo conclusiones de la jornada, se establecieron las siguientes estrategias que buscan disminuir los delitos de mayor impacto en la provincia:

• Protección a las mujeres víctimas de violencia, en las casas de acogida que tiene el Departamento.

• Instalación de nuevas cámaras de seguridad en la provincia.

• Continuar las operaciones policiales que permitan desarticular las bandas delincuenciales que se dedican al hurto de bicicletas y a la estafa en estos municipios.

De la misma forma, se anunció que antes de finalizar el año se instalará una oficina de Migración Colombia en el municipio de Zipaquirá, la cual permitirá caracterizar a la población migrante presente en los 11 municipios de esta región.

La jornada contó con la participaron de la fuerza pública: Ejército y Policía Nacional; entes de investigación como el CTI de la Fiscalía Regional de Cundinamarca, Secretaría de Gobierno del Departamento, secretarios de Gobierno municipales, Migración Colombia y ASOCENTRO.

Representantes de Migración Colombia indicaron: «En casos de que un migrante cometa un delito en el territorio departamental, desde Migración Colombia en coordinación con el juez y fiscal del caso determinan si es procedente la expulsión o deportación, pero Migración Colombia siempre ha actuado en labores de investigación junto a la Policía Nacional y Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) para que aquellas personas sean judicializadas y no expulsadas».

Alejandro Ramírez, Secretario de Gobierno de Zipaquirá por su parte aclara a la comunidad que no se está generando proceso de xenofobia contra personas que llegan de otros territorios, el objetivo es construir condiciones en el manejo del orden público, de las buenas y sanas costumbres, mencionando que Zipaquirá es el segundo municipio piloto a nivel nacional que realiza este control migratorio.

Fuente: Prensa Cundinamarca /Extrategia Medios