En Soacha encuentran restos de pobladores de hace 5.500 años

En la Vereda Alto de la Cruz, ubicada en el corregimiento dos del municipio de Soacha, fueron hallados de manera fortuita restos humanos que corresponden a hombres que vivieron hace 5.500 años, los cuales se dedicaban a labores de caza y recolección.


Este hallazgo se ubicó en la finca Bonaca mientras se desarrollaban algunas construcciones y remodelaciones. Los trabajadores encontraron varios restos que para ellos resultaron desconocidos, por lo que se solicitó la presencia de la Dirección de Cultura de Soacha, entidad que puso el caso en conocimiento del Instituto Colombiano de Antropología e Historia y del Grupo Arge de Colombia, el cual es el encargado de cuidar y proteger dichos hallazgos.

Al extraerse los yacimientos arqueológicos, compuestos por cráneos de cinco individuos y algunos otros elementos, y además de haberse comprobado por parte del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) que no correspondían a material forense, se procedió a enviar muestras a laboratorios de “Beta Analytic” de Estados Unidos, quienes confirmarían luego el supuesto de que los restos pertenecen a humanos antiguos, exactamente a pobladores de hace 5.500 años.

Como parte de los análisis realizados a los restos encontrados, se llegó a conocer que de los cinco individuos hallados, cuatro corresponden a adultos, mientras que solo uno es de un subadulto o infante. Adicionalmente, los demás elementos encontrados pertenecen a materiales denominados líticos, y otros elaborados en huesos de animales.

Estos restos marcan la diferencia porque desde hace varios años no se encontraban hallazgos similares en esta zona. Generan a su vez curiosidad e impacto por la importancia que representan, pues según el grupo Arge corresponde a todo un patrimonio nacional, al generar riqueza para la historia de la humanidad; no solamente puede estudiarse la composición de un sistema óseo, sino también una serie de costumbres de aquellos hombres, elementos que traspasan lo biológico para llegar a lo social y cultural (alimentación, salud, organización social, entre otros aspectos).

Los restos en la actualidad se encuentran en un proceso de estudio y análisis, a la espera de cualquier otra información o aporte histórico que pueda brindarse, como parte de las labores que desempeña el Grupo Arge dirigido por el antropólogo Freddy Rodríguez Saza, quien manifiesta que posterior a las investigaciones que se realizan, viene una etapa de socialización y sensibilización por medio de talleres acerca de los hallazgos, en tanto se mantiene como eje el hecho de que se trata de un Patrimonio que debe protegerse y cuidarse, tal como lo manifiesta la Constitución Política colombiana en sus artículos 63 y 72.

Conforme a nuevas acciones antropológicas, el grupo Arge emprenderá de tres a cuatro temporadas de hallazgo con el deseo de encontrar más elementos arqueológicos, tomando como base no solo esta sino excavaciones históricas como los conocidos casos del Hombre del Tequendama (1974) y Aguazuque (1964), que geográficamente están ubicados en territorios cercanos o aledaños al encuentro de estudio y que poseen en alguna medida, caracterizaciones similares al más reciente, especialmente el caso de Aguazuque.

Por: Viviana Borja Mancipe

Sobre Periodismo Público 31018 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca