Para recibir el título como bachiller, los estudiantes se ven obligados a prestar un servicio social obligatorio. Por años, guías para personas invidentes, asistentes en jardines infantiles y ayudantes en la jornada de la ciclovía, fueron las actividades que más escogían los jóvenes.


Sin embargo, este año las Secretarías de Ambiente y Educación del Distrito crearon un proyecto piloto de Servicio Social Ambiental, viendo la necesidad de fortalecer la apropiación ambiental en las localidades bogotanas y contribuir a la protección, defensa, y cuidado de los ecosistemas.

Alrededor de 1.000 estudiantes de colegios distritales y privados de Bogotá se inscribieron, y cumplidas las 80 horas exigidas (Resolución 4210 de 1996), ahora recibirán una certificación de su asistencia a las capacitaciones ambientales.

La graduación será este lunes 21 de noviembre, en la Gobernación de Cundinamarca, a partir de las 9:00 de la mañana.

“Ahora, los alumnos de educación media de los establecimientos de educación formal, estatales y privados, podrán prestar el Servicio Social Obligatorio en Educación Ambiental, y así participar directamente en los Proyectos Ambientales de Educación, apoyar la formación o consolidación de grupos ecológicos escolares para la resolución de problemas ambientales específicos o en actividades comunitarias de educación ecológica o ambiental”, apuntó Juan Antonio Nieto Escalante, Secretario Distrital de Ambiente.

Este proyecto piloto contribuye a que los procesos de educación ambiental adelantados en cada localidad, vinculen diferentes actores tanto locales como territoriales e impacten positivamente en el cambio de cultura de los ciudadanos y ciudadanas.