Ante las posibles irregularidades en la digitación de los votos durante el escrutinio electoral en el municipio de Soacha y debido a errores encontrados en nueve mesas pertenecientes a dos zonas de la ciudad, el concejal considera que el reconteo mesa a mesa es el único mecanismo que despeja cualquier duda.


Argemiro Ovalle perdió la curul en el escrutinio con su compañero de partido Martín Peñuela, pero considera que durante la digitación de los votos hubo irregularidades, algunas de las cuales se subsanaron con las respectivas reclamaciones porque se detectaron a tiempo.

El concejal del partido Conservador hizo un recuento del proceso que lo llevó a perder la curul, pero quiso dejar en evidencia cifras y hechos que, según él, hacen dudar a cualquiera. Por ejemplo:

1– El boletín Nro. 30 de la Registraduría Nacional donde se reporta el 98.89% que corresponde a 535 mesas de las 541 instaladas en Soacha, el concejal Argemiro Ovalle Santamaría aparece con 1.275 votos, mientras que su inmediato seguidor, José Martín Peñuela, alcanza 1.239, es decir la segunda curul del partido la gana Ovalle por 36 votos.

En este mismo boletín el partido Conservador en Soacha aparece con 8.522 votos.

2– Una vez concluye el escrutinio, se reporta el 100% y se declara el nuevo concejo municipal de Soacha. El partido Conservador mantiene las dos curules reportadas en el boletín 30, pero esta vez la segunda es para Martín Peñuela Beltrán quien alcanza 1.402 votos (163 más que los señalados en el boletín 30) y Argemiro Ovalle es relegado al tercer puesto (sin curul) con 1.307 votos (32 más que los reportados inicialmente). En la cifra global, el partido Conservador aparece con 8.521 votos, uno menos que en el boletín 30.

3– Durante el escrutinio, el concejal Ovalle argumenta que detectó errores de digitación en ocho mesas de la zona dos y en una de la zona uno, para lo cual hizo la respectiva reclamación. En las nueve mesas le aparecieron 26 votos. Con este argumento, el cabildante considera que la sorpresiva ventaja que le tomó Martín Peñuela en los resultados del escrutinio puede obedecer a errores de digitación en las demás mesas.

Los hechos anteriores motivaron a Ovalle a solicitar el reconteo de votos al concejo del partido Conservador en Soacha, pero se encontró con un elemento sorpresa que nadie conocía. Tres días antes de las elecciones, el Consejo Nacional Electoral expidió la Resolución 4121 del 27 de octubre de 2011, en la cual se estipula que cualquier reclamación (Requisito de procedibilidad contemplado en el artículo 237 de la CP) debe hacerse antes de la declaratoria de la elección.

Pero Ovalle Argumenta que era improcedente hacer un reclamo cuando NO SE CONOCÍA EL RESULTADO FINAL DE LA ELECCIÓN AL CONCEJO.

Una vez el registrador declaró la elección y se nombró a Martín Peñuela como ganador de la segunda curul del partido Conservador, Ovalle procedió a solicitar el reconteo ante la Registraduría Municipal, entidad que recomendó remitir el reclamo a la delegación Departamental. La Comisión escrutadora de ésta última respondió a través de dos oficios fechados los días 15 y 16 de noviembre, que el reclamo “se rechaza por extemporaneidad”.

Al concejal Ovalle le queda ahora interponer un recurso ante el Consejo Nacional Electoral, pero en su interior permanece el sinsabor de posibles irregularidades en la digitación debido a las evidencias encontradas en nueve mesas, donde le aparecieron 26 votos.

“No quiero que me regalen nada, solo quiero que se cuente mesa a mesa para verificar realmente cuántos votos tuvo el concejal Peñuela y cuántos alcancé yo. Se trata simplemente de que haya transparencia y si él ganó en franca lid, soy el primero en felicitarlo, pero me queda la duda por los errores encontrados en esas nueve mesas”, sostuvo Argemiro Ovalle.