Gracias a la gestión de la empresa privada y la generosidad de algunos benefactores, aquellas personas que han resultado damnificadas por el invierno en ese sector de la comuna tres recibieron de manos de Madecentro y la familia García Cárdenas de la localidad de Bosa, las donaciones de éstos alimentos.


El acto se realizó con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social, entidad que por intermedio de la Dirección de Participación Comunitaria coordinó todo el proceso de entrega de las ayudas a cada familia.

“En nombre de la Administración Municipal, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, expresamos el agradecimiento por ese buen gesto que estas personas han tenido el día de hoy, y aunque naturalmente siempre quedará pendiente la entrega de más ayudas, ha sido muy oportuno poder contar con ésta colaboración”, explicó Juan Pablo Piranquive, Director de Participación Comunitaria.

Por su parte Rafael López, Gerente Administrativo de Madecentro, habló de cómo se logró reunir los 100 mercados que su compañía repartió entre los vecinos de La María. “La idea nació desde la Gerencia Administrativa de la zona centro ubicada en Bogotá, donde se planteó el propósito a la Gerencia General que posteriormente nos aprobó un presupuesto para dar ayudas en varias zonas de Bogotá y algunos municipios cercanos. Quisimos manifestarnos y ayudar en medio de la ola invernal a las personas que lo necesitan, todo lo hacemos con el mayor gusto y toda la colaboración para la comunidad de La María en Soacha esperando que sea de gran beneficio para ellos”.

“Ésta es una actividad que hacemos anualmente en nuestra familia, cuando entre todos reunimos dinero y compramos mercados para donar a los más necesitados en la época decembrina. En el 2010 escogimos personas que resultaron damnificadas por el invierno y por eso estamos en Soacha”, indicó Dora Cárdenas, cuya familia contribuyó en el gesto de solidaridad con 25 raciones de alimentos.

Cada mercado incluye productos como Arroz, Fríjol, Aceite, Azúcar, Panela y todo lo relacionado con la canasta familiar además de elementos de aseo personal y corporal como complemento a los alimentos.

“Gracias a Dios llegó éste mercado para empezar a pensar en la cena de año nuevo, estoy muy contenta con la ayuda y creo que me va a durar unos dos o tres días si se administra bien entre todos los seis miembros del hogar”, afirmó Nubia Constanza Bayona, una de las beneficiadas.