Pastos forestales, pinos y arbustos propios de la región fueron devorados por las llamas en la verda Chacua a raíz de un incendio que consumió 150 hectáreas.


Según el más reciente informe entregado por el Comandante del Cuerpo Oficial de Bomberos, Teniente Iván Riobueno, el fuego devastó gran parte de las plantas y pastos nativos de la zona. Un Total de 80 voluntarios del organismo de socorro de Soacha, Sibaté y Bogotá, la Defensa Civil y la CAR hicieron presencia en la zona para extinguir las llamas.

En el sector del barrio Pablo Neruda de Sibaté, los habitantes resultaron afectados por la nube de humo que se generó a causa de la conflagración.

Por su parte el Secretario de Gobierno de Soacha, Coronel retirado Antonio José Ardila, señaló que se continúa trabajando con el apoyo de la Unidad para la Prevención del Riesgo y Atención de Emergencias de Cundinamarca y adujo que las altas temperaturas generadas por el clima en los último días, han dificultado las labores, sin embargo la situación se está manejando correctamente y el incendio ha sido controlado.

El comité Local de Prevención y Atención a Desastres del Municipio de Soacha se encuentra activado para contrarrestar los efectos del incendio y prevenir cualquier activación.