Steve Rosen, un amante de los animales de Davie (Florida, Estados Unidos), ofrece 20.000 dólares a quien le ayude a encontrar a siete gatos callejeros desaparecidos, convencido de que lo que no ha podido hacer un detective lo hará “la codicia”.


En unas declaraciones publicadas en la web del diario Sun Sentinel, donde el que el domingo publicó un aviso de recompensa, Rosen, un acaudalado hombre de negocios, dijo que está dispuesto a subir la cantidad a 30.000 dólares con tal de recuperar a sus queridos Bandit, Peaches, Misty, Pepper, Frankie, Checkers y Honey, a los que considera “parte de su familia”.

A todos ellos los recogió, cuidó e identificó colocándoles un microchip y un collar con su nombre y número de teléfono que permite rastrearlos en un área determinada, pero, según se da cuenta ahora, cometió el error de no tenerlos en su casa sino en un solar cercano a su exitoso negocio de productos dermatológicos.

Este dentista retirado, de 64 años y creador de un equipo de rescate de animales, cuida actualmente a otros 30 gatos que viven en el exterior, más tres en el interior de su casa, además de un loro y un gallo, dice el diario.

Los siete gatos fueron desapareciendo uno por uno desde hace un año y él teme que se trate de un secuestrador o un coleccionista de gatos.

Según dice el aviso en el diario, los gatos desaparecidos son los que se van con la gente, en cambio los que han quedado en el solar son los que no se dejan tocar más que por Rosen, quién antes de ofrecer la recompensa, contrató los servicios de un investigador privado e instaló un sistema de cámaras de vigilancia en el lugar después de que desapareciera el primer gato, pero eso no impidió la desaparición de los otros.

Desde que este domingo publicó el aviso en el diario local ha recibido muchas llamadas de gente deseándole que encuentre a sus gatos, pero por ahora ninguna pista firme: “Imagínese si uno de sus hijos desapareciera y luego otro y no pudiera encontrarlos”, dice para explicar su dolor por la pérdida.

Fuente: ElColombiano.com