Periodismo Público se acercó hasta el barrio Mirador, en el sector de la Veredita en la comuna 2, donde hizo un recorrido con la comunidad y evidenció la obra del acueducto que se está llevando a cabo, la cual va a beneficiar a más de 500 familias y 1.200 personas.  

Recientemente, dos residentes del sector, Gloria Cubillos y Rolando Monroy, hicieron algunos comentarios respecto a esta obra donde manifestaban que se estaba afectado la flora, fauna y la pictografía presente en este sector.  

Al respecto, Milena Fuquén, líder de la comunidad, junto a otros habitantes del barrio El Mirador, se pronunciaron frente a estas declaraciones, afirmando que “nos encontramos totalmente en desacuerdo e inconformes porque no podemos perder este proyecto”.

De acuerdo a lo manifestado, el proyecto de Acueducto y Alcantarillado en el Mirador cuenta con todos los estudios pertinentes y la documentación exigida para llevarse a cabo.   

Consideran que son comentarios de personas malintencionadas que buscan otros beneficios y que se encuentran en la Veredita, donde hay servicio de acueducto y alcantarillado, mientras ellos, deben recibir agua potable cada tercer día, máximo 40 minutos.

Milena comenta que se han llevado a cabo reuniones con la Empresa de Acueducto y Alcantarillado, donde han socializado todos los estudios pertinentes para llevar a cabo este proyecto. Una construcción totalmente prudente y con la debida planeación para que las piedras de la montaña no se caigan o se vean alteradas.

Así mismo, manifestaron que no existen pictografías del Dios Varón que hayan sido documentadas por parte del Museo Arqueológico del municipio de Soacha. En aquellas piedras solo se evidencian rayones y mensajes de personas que llegan hasta este lugar.

De igual forma, tampoco existe presencia de fauna que pueda verse afectada en ese sector y la única flora presente son los cactus que se encuentran encerrados y protegidos con mallas, instaladas precisamente por quienes llevan adelante esta obra.

El barrio Mirador fue creado en mayo del año 1986; en 1991 recibió la personería jurídica y desde el 2011 se encuentra legalizado.

Los trabajos que se hacen para llevar acueducto a esta comunidad pertenecen a un proyecto que cuenta con resolución para su ejecución, expedida el 22 de febrero del 2018, y que ha presentado algunos retrasos por todos los procesos legales y la pandemia declarada en el año 2020.

Es importante mencionar que el Acueducto abrió una vía que conduce al campamento de la obra, con el fin de que transite la maquinaria pesada y no afecte las vías principales.

Como lo puede respaldar la comunidad, todos los trámites se están llevando a cabo según la normatividad exigida y, como ellos mismos lo expresan, no se comete ninguna ilegalidad ni irregularidad, teniendo en cuenta que el Consorcio ha socializado con los residentes el proyecto de forma presencial y virtual, y del cual tiene pleno conocimiento la Administración municipal de Soacha.