A pesar de las cifras, las autoridades municipales dijeron que el resultado fue positivo.

La Administración Municipal de Juan Carlos Saldarriaga, junto a la Policía de la ciudad, entregaron un balance positivo del toque de queda que culminó en Soacha y con el que se estableció que los ciudadanos cumplieron con la medida; constante monitoreo y vigilancia de los uniformados y funcionarios de la Alcaldía de Soacha, permitió un control preventivo para que las personas evitaran salir a las calles.

112 personas fueron conducidas al Centro de Traslado por Protección (CTP), además, las autoridades de la ciudad impusieron 70 comparendos por desacato al decreto. Para aquellos que desobedecieron la medida, la Policía los sancionó con una multa económica que alcanza los $936.000.

Según aclararon las autoridades, la gran mayoría de casos de incumplimiento del toque de queda se dieron por el desconocimiento de la medida y porque algunos de esos ciudadanos sacaron sus vehículos a las vías, siendo inmovilizados ocho  carros.

Desde las 4:00 p.m. del pasado viernes 17 de abril  se llevó a cabo la medida de toque de queda en Soacha,  que siendo una de las ciudades más pobladas del país, es la que menos casos de coronavirus registra. Esta iniciativa fue impulsada por el alcalde Juan Carlos Saldarriaga con el propósito de extremar esfuerzos para evitar los contagios en el territorio.