En menos de 15 días vence el plazo que dio el Juzgado Primero Penal del circuito de Soacha, Cundinamarca, para trasladar 280 presos de las estaciones de policía del municipio.

A partir de la notificación del fallo (27 de septiembre) son 20 días hábiles que el juzgado dio para que se haga el traslado de 280 presos que se encuentran en las estaciones de Policía de Ciudad Verde, Cazucá, Chico, Compartir, Ciudadela Sucre, Estación Central y el Centro de Traslado por Protección, las cuales sobrepasan el límite de personas detenidas y de acuerdo a cifras, hay un hacinamiento del 500%.

“Es imposible negar el hacinamiento y las malas condiciones que afectan a las personas privadas de la libertad en las estaciones de Policía de Soacha” señaló el Juzgado Primero Penal del Circuito de Soacha.

Si bien lo ideal es que los presos estén en las cárceles y no en las estaciones de policía, para algunas autoridades y habitantes del municipio resulta fácil tomar decisiones en los juzgados sin tener en cuenta las condiciones del país en esta materia.

“El problema es que no hay cárceles para meter tanto preso, el sistema penal colombiano debe transformarse y por eso es que los jueces evitan enviar gente a un establecimiento carcelario, al no ser que sea estrictamente necesario. Por eso los dejan libres o en casa por cárcel. En el caso de Soacha, quizá por haber un fallo de por medio los trasladen, pero les aseguro que en poco tiempo vuelven a estar llenas las celdas de las estaciones de Policía, esa no es la solución”, dijo Camilo Sánchez, estudiante de derecho residente en comuna cinco.

Pero el fallo del juzgado fue más allá de ordenar el traslado de presos.  También ordena a la Alcaldía de Soacha que suministre los servicios sanitarios y productos de aseo como gel y jabón a todos los detenidos, y se les suministre la alimentación diaria y permanente con el componente nutricional requerido, según los estándares aplicados por la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios de Colombia (USPEC).

Igualmente, la decisión judicial ordena a la Secretaría de Salud de Soacha que realice una verificación del estado de afiliación de cada una de las personas detenidas, se garantice el acceso a la salud y se realicen brigadas con los detenidos.

El hacinamiento de presos en las estaciones de Soacha no es nuevo, y para algunos resulta curioso que justo en una época preelectoral se comiencen a mover estos temas que llaman la atención y generan ruido por sus implicaciones, pero lo que se debe tener en cuenta es que es un problema de país que requiere una solución de fondo.