Se robaban los bicitaxis mediante atraco y luego llamaban a sus víctimas para extorsionarlos y exigirles distintas sumas de dinero a cambio de devolvérselos. También exigían una vacuna de $50 semanales.

Una acción coordinada por un fiscal de la Seccional Bogotá y la Policía Judicial Sijín permitió la judicialización de cuatro ciudadanos extranjeros y un colombiano, presuntamente involucrados en el hurto de bicitaxis en la localidad de Suba, los mismos por cuya devolución cobraban diferentes sumas de dinero. 

Según la investigación, las cinco personas harían parte del grupo delincuencial ‘Los Malditos del Tren de Aragua’, quienes además exigirían a los propietarios de los bicitaxis cuotas o vacunas semanales que rondaban los 50.000 pesos por cada vehículo, so pena de no dejarlos trabajar. También, estarían comprometidos en, al menos, un homicidio que se habría dado por control territorial.

Labores de policía judicial evidencian como el accionar delictivo de esta red delincuencial se daba en los barrios Lisboa, Bilbao, Gaitana y otros de la localidad de Suba, en el noroccidente de Bogotá.

En el marco de las investigaciones fue realizada una diligencia de allanamiento y registro en la cual fueron capturados en vía pública los ciudadanos extranjeros Rey David Portillo Rivero, Michael Gregorio Serrano García, Wilkar José Godoy Bermúdez y Gardelali Rafael Pérez González, al igual que el ciudadano colombiano José Ricardo Sarmiento Acevedo.

En audiencias concentradas, realizadas ante el Juzgado 53 Penal Municipal, con función de control de garantías, se legalizaron las capturas. Los implicados fueron imputados como presuntos responsables de los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de extorsión, extorsión agravada, homicidio agravado, fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios partes o municiones; hurto calificado y agravado, hurto calificado en grado de tentativa y abuso de confianza. Dichos cargos no fueron aceptados por ninguno de los procesados.

Por petición de la Fiscalía, el juez impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.