La brutal agresión ocurrió el pasado 3 de agosto cuando Santa Fe y Nacional se enfrentaban en el Campín. Ahora debe responder por tentativa de homicidio agravado.

La Fiscalía logró la judicialización de Julián Mateo Molina Fonseca, por ser el presunto responsable de ocasionar una brutal golpiza a un hincha de Independiente Santa Fe y causarle lesiones en cabeza y nariz.    

Pero la Fiscalía dijo a través de un comunicado que Molina Fonseca tiene cuentas pendientes con la justicia por otros hechos. De acuerdo a la investigación, se conoció que el 21 de noviembre de 2020 en una vía pública del sur de la ciudad, el hoy procesado junto a varios hinchas de Atlético Nacional, agredieron con armas blancas, puños y patadas a seguidores de otro equipo de fútbol.

Se presume que, ese día, el capturado agredió con arma cortopunzante en varias partes del cuerpo a un hombre, mientras este ya estaba en el suelo.  Por estos hechos el Instituto de Medicina Legal le dio al joven agredido una incapacidad de 50 días, por las heridas causadas.

El pasado 7 de agosto, en horas de la noche, en labores de patrullaje en la localidad de Usaquén, fue detenido Molina Fonseca, por orden de captura en su contra, la cual se hizo efectiva de inmediato.

En audiencias preliminares, se legalizó la captura y la Fiscalía formuló imputación por el delito de homicidio agravado en grado de tentativa, cargo que no fue aceptado por el procesado. Por su parte, el Juzgado 15 Penal Municipal con función de control de garantías impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.