Al joven futbolista de 15 años lo mataron por robarle el celular el pasado 3 de abril en Bogotá. La policía capturó a los implicados y ayer un juez los envió a la cárcel por el asesinato de Miller Steven Falla.

Un juez ordenó medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario contra Luis Gustavo Hurtado Vargas, alias Chamo; Giovanny de Jesús Chouzio Ochoa, alias Putin; y Robert Andrés Gaviria Medina, alias Gato, acusados de robar y asesinar al joven futbolista de 15 años Miller Stiven Falla, el pasado 3 de abril, en el suroccidente de Bogotá.

Según la Fiscalía, la víctima salió con unos amigos a comer ensalada de frutas en el barrio Patio Bonito de la localidad de Kennedy. En el trayecto, fueron interceptados por tres hombres, quienes los habrían intimidado con arma de fuego y arrebatado sus pertenencias.

El material de prueba indica que la víctima no se resistió al atraco y entregó el celular. Sin embargo, los agresores le propinaron varios disparos en el abdomen. Dos horas después el joven futbolista murió en la Clínica Occidente debido a la gravedad de las heridas.

Videos de cámaras de seguridad y otros elementos de prueba permitieron establecer que los supuestos homicidas eran ciudadanos venezolanos. Los registros fílmicos dan cuenta que uno de ellos escapó en bicicleta y dos más se fueron corriendo, pero en una rápida reacción investigativa de la Fiscalía y el actuar de la Policía Metropolitana de Bogotá, permitieron capturarlos en Guasca, Cundinamarca.

Un fiscal de la sección Bogotá imputó a los detenidos los delitos de homicidio agravado, hurto calificado y agravado, y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios o municiones.

Hurtado Vargas y Chouzio Ochoa aceptaron los cargos, mientras que Gaviria Medina no reconoció su responsabilidad en los hechos. Los tres procesados recibieron medida de aseguramiento privativa de la libertad en establecimiento carcelario.