Familiares de la menor Allison Lunhey Penágos Marín aseguraron que el lamentable hecho se dio a raíz de las acusaciones que la niña había recibido por el robo de una maleta en el colegio el Bosque de San Mateo y que las versiones que indican que la jovencita se suicidó por posible maltrato son falsas.


Aunque inicialmente se dijo que la muerte de la niña se presentó a raíz de un presunto maltrato en el hogar, su familia desmintió la versión y explicó que todo comenzó cuando una profesora la acusó de haberse robado la maleta de un compañero.

La supuesta acusación a la menor de 11 años se registró el jueves 23 de mayo, al parecer frente a todos sus compañeros, hecho que según versiones llevó a la niña a ingerir alrededor de 60 pastillas de diferentes medicamentos, situación que la mantuvo en cuidados intensivos en el Hospital Cardiovascular de San Mateo.

Así mismo, hay versiones que indican que la menor, residente en el barrio Oasis de San Mateo, dejó dos cartas de despedida en las cuales habría manifestado las razones para quitarse la vida.

A pesar del esfuerzo médico, la menor Allison Lunhey Penágos murió el martes 28 de mayo.

Por su parte, el rector de la institución, William Camacho, manifestó que en el colegio no hay registros escritos de que la menor haya sido acusada de dicho robo.