Sobre el puente vehicular de la avenida Américas con carrera 50, a pocos metros del Club Militar, pintaron un grafiti alusivo al abuso policial que causó polémica. Un ciudadano indignado lo borró.

Hay polémica en Bogotá por un mural que se pintó durante el fin de semana en la localidad de Puente Aranda, en donde se ve un general de la Policía Nacional siendo condecorado y rodeado de calaveras con su uniforme número tres, pero al lado de la pintura aparece el mismo uniformado atacando a un joven asustado en medio de lo que parece una protesta.

Varios políticos lanzaron críticas y cuestionamientos frente al por qué se permiten este tipo de pinturas que generan odio y violencia contra la institución policial en medio de la situación por la que atraviesa el país.

En las redes sociales se manifestaron politicos de todos los sectores, entre los comentarios, se mencionó que: «Señora directora del IDARTES Catalina Valencia: ¿Se usaron recursos del Distrito para financiar este mural en contra de la Policía Nacional?. Es necesario que le ponga la cara a la ciudad y explique semejante infamia contra miles de Policías en Colombia», indicó el concejal Emel Rojas.

A su turno, se pronunció la directora del Instituto Distrital de las Artes (IDARTES) Catalina Valencia diciendo: «Honorable concejal Emel Rojas lo pongo en contexto (…) La Constitución Política de Colombia en su artículo 71 indica que la búsqueda del conocimiento y la expresión artística son libres; así mismo la ley general de cultura en el artículo 1 numeral 4, dice que en ningún caso, el Estado ejercerá censura sobre la forma y el contenido ideológico y artístico de las realizaciones y proyectos culturales”,  dijo la funcionaria.

Si embargo, un ciudadano al parecer se sintió indignado por el mural y decidió arrojarle pintura blanca, este acto fue subido a las redes sociales, donde causó todo tipo de comentarios a favor y en contra.