Por enfrentar varios procesos fiscales en su contra, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, y el secretario de Gobierno, Hugo Zárrate, acogieron la exigencia del contralor del Distrito, Diego Ardila, de suspender de manera provisional al alcalde local de Kennedy, Luis Fernando Escobar.


Petro tomó la decisión luego que la Contraloría indicara que el alcalde Fernando Escobar enfrenta seis procesos de responsabilidad fiscal en donde uno de ellos asciende a los 1.400 millones de pesos.

Según el contralor Diego Ardila, la medida busca evitar que se pongan en riesgo los recursos públicos de la ciudad, ya que según la Personería, Escobar tiene 13 procesos disciplinarios en su contra, por eso adoptó la decisión de exigirle al Alcalde Mayor la suspensión inmediata del Alcalde de Kennedy.

El Contralor manifestó que tras la decisión de la Administración Distrital, la Alcaldía de Kennedy no puede parar la ejecución de los proyectos que viene adelantando el gobierno de Escobar para que la localidad no sufra traumatismos. Precisamente el Alcalde Petro nombró a Miguel Antonio Cortés para que continúe en el cargo, mientras esté vigente la suspensión del funcionario.

Finalmente, Ardila manifestó que su despacho ya emitió las directrices para acelerar los trámites de los procesos fiscales que cursan en contra de Escobar, con el fin de tener claridad y decisiones definitivas en el menor tiempo posible.

Foto: Pulzo.com