Invasión al espacio público, Inseguridad, cerramiento del humedal del Neuta, mal estado de la malla vial, falta de señalización, falta de escenarios deportivos y consumo de sustancias psicoactivas, fueron las preocupaciones que la comunidad expuso al alcalde municipal en una nueva jornada de El Alcalde en su barrio realizada en el primer sector de Quintas de la Laguna.


Múltiples preocupaciones evidenciaron los líderes comunales de este sector del municipio ante el gobierno municipal. Al encuentro asistieron residentes y comunales de barrios como: Quintas de la Laguna, Cobec, La Fragua, Lagos de Malibú, San Andrés, Villas de Santa Rosa, entre otros. La comunidad tiene la esperanza que a través de la interlocución con el mandatario de Soacha puedan ser resueltos algunos de sus problemas. Así se expresaron los habitantes y líderes del sector:

Edgar Mayorga, habitante del barrio La Fragua

“Solicitamos que se vuelva a instalar el reductor de velocidad que había frente al Silo porque muchos estudiantes se desplazan hacia el colegio departamental y la verdad eso es un peligro al momento de cruzar porque los carros no respetan. Sería bueno mientras tanto que nos prestaran dos policías para que regulen el paso peatonal”.

José A Delgado, habitante de Quintas de la Laguna

“No tenemos seguridad en el barrio, la casa que demolieron a la entrada del humedal ahora es refugio de delincuentes. Ahí se la pasan los muchachos fumando marihuana y atracando”.

Javier Meneses Sánchez, presidente de Quintas de la Laguna primer sector

“Necesitamos mantenimiento del humedal, especialmente la limpieza de los pozos de aguas lluvias y aguas negras, al igual que los céspedes y poda de los árboles. Así mismo solicitamos el encerramiento para evitar que los muchachos ingresen a consumir drogas, muchas veces atracan a la gente y se refugian allí.
Otro tema es que nuestra malla vial está destrozada por culpa de la constructora Apiros, por aquí pasan todos sus vehículos pesados y aunque hemos pasado la queja a la Dirección de Transporte, no se ha hecho nada. Tampoco hay señalización en nuestro barrio para evitar accidentes, especialmente en esta vía que nos separa del Cobec”.

Marlene Moreno, presidente de la JAC de Quintas de la Laguna segundo sector

“Solicitamos ayuda urgente para instalar reductores de velocidad frente al Jardín Social Sol y Luna. Allí pasan las busetas a alta velocidad sin tener en cuenta que por ahí transitan niños. Hoy incluso casi hay un accidente por ir en la guerra del centavo, entonces pedimos a la oficina de tránsito que nos ayude con eso para evitar posibles tragedias”.

Duván Preciado, presidente de la JAC del barrio La Fragua

“El problema grande es la falta de dragado del río, porque a pesar de que usted señor Alcalde prometió en campaña que semestralmente lo iba a dragar, vemos que eso no se ha cumplido. Afortunadamente no ha llovido, pero con una medio llovizna que caiga el nivel del río sube y la diagonal séptima queda totalmente inundada debido a que el nivel de la tubería no es acorde con el nivel del río”.

Patricia Lozano, presidente de la JAC de Lagos de Malibú

“En la esquina del Jardín Sol y Luna se sientan los muchachos a consumir, atracan y muchas veces consumen delante de los niños, no respetan a nadie, incluso se quedan hasta altas horas de la noche y cogen las casas vecinas de baño público, entonces solicito que la Policía esté pendiente de este tema”.

Responde el alcalde

El mismo mandatario afirmó que las decisiones se estaban tomando en ‘caliente’, sin embargo, expresó que aunque puntualmente responde por tres temas, espera dar respuestas a todas las inquietudes y solicitudes de la comunidad a más tardar el 15 de noviembre. Los compromisos pactados con la comunidad durante esta jornada fueron los siguientes:

«En primer lugar, frente al tema del humedal del Neuta y la inseguridad que genera, nos hemos comprometido con el encerramiento del lugar, trámite que se ha adelantado con la CAR. Hacia agosto del 2015 se espera tener solución así como vigilancia, poda de árboles, limpieza y otras estrategias que impidan facilitar la presencia de delincuentes en la zona.

Por otra parte, hemos quitado algunos reductores por solicitud de residentes de la Veredita ya que estaban mal hechos, haremos uno con mejores condiciones técnicas, también se seguirá insistiendo para que por lo menos en dos puntos del tramo de la vía Indumil se tengan dos reductores y unidades policivas para la tranquilidad de la comunidad.

En el tema de escenarios deportivos, me he comprometido a instalar dos parques biosaludables intergeneracionales y a culminar la cancha de Zapán y lagos de Malibú. También, para el lote que está ubicado detrás del jardín infantil Sol y Luna, convocaremos a la iglesia católica y evangélica para hacer un templo multicultual y generar inclusión de la comunidad», indicó el alcalde municipal Juan Carlos Nemocón Mojica.