(3:40 p.m.) Acaba de concluir la reunión que desde las 8:00 a.m. se había reanudado para tratar de buscar una salida al paro de transporte que ya cumple tres días.


Sin embargo las partes no llegaron a un acuerdo y a esta hora las negociaciones están rotas; se espera un pronunciamiento oficial del alcalde mayor Samuel Moreno.

Luego de la jornada de negociaciones entre el gobierno distrital y los pequeños transportadores, no se llegó a un acuerdo que permitiera levantar el paro en la capital colombiana.

Mientras los transportadores siguen insistiendo en un 1,8 por ciento de renta mínima, el Distrito se mantiene en su decisión del 1,5 por ciento.

Los representantes de Apetrans, encabezados por su presidente Alfonso Pérez, dijeron que rompieron el diálogo debido a que el Alcalde Mayor de Bogotá, Samuel Moreno, no estuvo al frente de la negociación y eso le quita seriedad al proceso.

Más de 30 horas de negociación

A las 5:00 a.m. quienes participan en los diálogos, y al cabo de 22 horas de negociación, hicieron un alto con el compromiso de reanudar las conversaciones sobre las 7:30 a.m.

A los pequeños propietarios se les hizo una propuesta límite que no lesiona la tarifa y la sostenibilidad financiera del sistema. Consiste en una tasa de rentabilidad fija del 18% anual (1.5 mensual) del cual el 12% correría a cargo del sistema y el 6% a cargo del operador.

Otra oferta realizada por la Administración es la viabilidad para la utilizar el fondo para el mantenimiento de la calidad del servicio, que sumado a otros recursos, ascienden a 80.000 millones de pesos con el fin de mejorar los valores de compra de vehículos, punto recurrentemente solicitado por el gremio de propietarios.

La mesa terminó con el compromiso por parte de los transportadores de consultar a la base de los propietarios sobre la posibilidad de aceptar la oferta de la Administración y continuar de manera responsable con este proceso que significa la verdadera revolución del transporte público de la ciudad.

La Administración insiste en que el transporte es un servicio público esencial y por eso continua reiterando la urgencia de levantar el paro y evitar mayores traumatismos para la comunidad y los derechos de los ciudadanos.

Sin embargo la Policía Metropolitana de Tránsito informó que por el momento «persiste la ausencia, en su gran mayoría, de buses, busetas y colectivos en las calles de la ciudad».

Reportó también que los mil 800 buses articulados y más de 500 alimentadores del sistema de transporteTransMilenio operan con normalidad.

Vandalismo en Suba

Mientras empresarios del transporte sostenían una reunión a puerta cerrada con delegados de la Alcaldía Mayor para tratar de levantar el paro, unos 300 jóvenes destrozaban el CAI de La Gaitana, en la localidad de Suba.

El hecho dejó algunas personas heridas, entre ellas una bebé de 6 meses, y cerca de 20 jóvenes detenidos. Se presentaron daños en algunas casas y establecimientos de comercio, y saqueo en almacenes y joyerías.

Según el reporte oficial, cuatro tanquetas antidisturbios de la Policía, con el apoyo de 300 hombres, trataron de controlar la situación. A esta hora sigue la tensa calma, aunque los manifestantes fueron controlados.