172 buses nuevos entraron a operar en el sistema de Transmilenio. Este transporte contribuye a mejorar el ambiente con sus tecnología cero emisiones.

Más de 30.000 usuarios al día ya se benefician gracias a los 172 buses ciento por ciento eléctricos que entraron en operación para prestar su servicio desde Fontibón, conectando a los ciudadanos con las localidades de Suba, Chapinero y Rafael Uribe, principalmente

Esta nueva flota y el quinto patio eléctrico de la ciudad fueron presentados este lunes por la Alcaldía de Bogotá, a través de Transmilenio S.A., el concesionario Mueve Fontibón, BYD y Enel X –unidad de negocio de Enel-Codensa–. 

Estos 172 buses equivalen a haber sembrado 148.000 árboles en Bogotá para capturar CO2. De ese tamaño es el impacto ambiental de este proyecto”, aseguró la alcaldesa mayor Claudia López.

“Esta es una muy buena noticia en transporte, movilidad y en cuidado para las mujeres y familias, al tiempo es una inversión costo eficiente, es el cumplimiento del nuevo POT Bogotá Reverdece 2022-2035 que se propuso tener un sistema de transporte multimodal de transporte, que se propuso que Bogotá no fuera TransMilenio-dependiente”, agregó la mandataria distrital.

Esta nueva flota eléctrica, compuesta por 83 buses tipo padrón con capacidad para 80 pasajeros, y 89 vehículos tipo busetón con capacidad para 50 pasajeros, prestarán el servicio a través de seis rutas. De estas, tres hacían parte del esquema del SITP Provisional, y eran prestadas anteriormente por 89 vehículos que salieron de circulación. Las tres restantes eran prestadas por otros concesionarios del Sistema y, con la entrada de esta nueva flota, se busca mejorar la frecuencia de estos servicios.

Las rutas que prestarán los 172 nuevos buses son: KA306 Zona Franca – Centro Andino, KC321 Fontibón Brisas – Tibabuyes, KC315 Puente Grande – Suba Lisboa, KH322 Fontibón Brisas – Cerros de Oriente, KA319 Selva Dorada – Centro Andino y KC323 El Recodo – Suba Compartir.

Los 172 vehículos nuevos se suman a los 483 buses cero emisiones que están operando en el Sistema en las localidades de Usme, Suba, Fontibón y las zonas de Perdomo y Venecia; completando así 655 buses totalmente eléctricos. Con esta entrada de flota, el componente zonal del Sistema alcanza hoy los 1.944 buses de tecnologías limpias (eléctricos, a gas y diesel Euro VI) circulando en Bogotá. Durante este 2022 llegarán 830 vehículos eléctricos adicionales, para completar en operación los 1.485 buses eléctricos. 

“Los 1.485 buses eléctricos harán casi más del doble de lo que harán el casi millón de árboles que sembraremos en Bogotá. Esto es tener transporte limpio, sostenible, cuidador, oportuno, de calidad, seguro y digno, para los bogotanos y bogotanas”, destacó la alcaldesa López, quien afirmó que “este es el esfuerzo de muchas personas, especialmente de quienes pagamos impuestos en la ciudad”, mencionó López.

Con la entrada en operación de los 172 buses eléctricos se dejarán de emitir 1,5 toneladas anuales de material particulado, y se evitaría la emisión de 3.200 toneladas/año de CO2. Una vez esté operando toda la flota de 1.485 buses eléctricos, se dejarán de emitir 94.300 toneladas de CO2 al año. El equivalente a lo que producen 42.000 carros particulares en este mismo periodo.

Además de los beneficios para los usuarios y en la mejora de la calidad del aire, con la entrada en operación de esta nueva flota, de forma directa se generaron 502 empleos a través del concesionario Mueve Fontibón. Los trabajadores cuentan con la experiencia y formación idónea para movilizar a miles de ciudadanos. Así mismo, Mueve impulsa la industria nacional y la generación de empleo a través de contratistas y proveedores. Ejemplo de ello fue la fabricación de la carrocería de los buses cuya actividad generó, en promedio, 1.406 empleados, de los cuales 165 fueron mujeres. 

El quinto patio 100% eléctrico de Bogotá

Los nuevos buses cero emisiones operan desde el patio Escritorio, ubicado en la Carrera 134 #22a – 84, en la localidad de Fontibón. Esta infraestructura cuenta con 81 cargadores, cada uno con potencia de 150kW, lo que significa que cuando se encuentran dos buses conectados, cada uno recibe 75 kilovatios (kW) de potencia. En este caso, el tiempo estimado de carga para los buses eléctricos es de cuatro horas y si se realiza la carga de forma individual, tardaría dos horas aproximadamente.