Cansados de extorsiones, atracos, robos y del pago de vacunas que tienen que hacer a delincuentes, conductores de la empresa Coopcasur decidieron hacer pacíficamente un plantón de vehículos sobre la Autopista Sur para exigir más apoyo de las autoridades en la comuna cuatro de Soacha.


Por un lapso de hora y media aproximadamente, unos 30 conductores de la empresa Coopcasur parquearon sus vehículos en la Autopista Sur a la altura del Comando de Policía con el fin de protestar por el aumento de la inseguridad que a diario azota a la comuna cuatro, afectando a transportadores, propietarios y pasajeros que toman diferentes rutas para desplazarse a distintos lugares de la ciudad y del Distrito Capital.

Cuentan los transportadores de esta empresa que a diario exponen su vida en sectores como Santo Domingo, en la comuna cuatro de Soacha, porque delincuentes armados los intimidan y les exigen el pago de una vacuna a cambio de no atentar contra su integridad ni la de los vehículos que manejan. De hecho ya se han presentado incidentes que por fortuna no han costado la vida de ningún conductor ni de los pasajeros, pero no hay que esperar a que esto suceda para que se tomen los correctivos necesarios y se les brinde el apoyo pertinente.

“Los conductores no estamos nada contentos con esto porque la policía a pesar de que hace presencia, no logra controlar la situación. Los delincuentes apenas ven que se retiran los uniformados aprovechan el tiempo para hacer de las suyas, amenazando a la gente que los roban, y efectivamente nos han robado el producido, y fuera de eso les dan plomo a los carros, por ejemplo a mí me han rotos los vidrios y todo”, dice uno de los conductores.

De acuerdo a los afectados, la situación es tan grave que incluso los delincuentes andan con lista en mano y saben qué cantidad de viajes hace cada conductor, por lo que los días domingos y lunes son propicios para cobrar las extorsiones que oscilan entre los 30 y 40 mil pesos; y no contentos con eso, también atracan y le quitan el producido a muchos transportadores que se atreven a trabajar por allí.

“Todos los días están atracando 3 o 4 conductores, la comunidad ni la policía hacen nada, yo acabo de hablar con el comandante de Cazuca y nos dice que no tiene la menor idea, cosa que me parece lo más ilógico y lo más ridículo del mundo, toca esperar a que maten a uno o dos conductores para que se tomen cartas en el asunto y por eso estamos acá reunidos. Ayer fueron baleados 4 carros como o las 5 o seis de la tarde y le pasó una bala rozando a un pasajero; de milagro no le pasó nada, pero sí es muy grave la situación”, señaló Fanny García, propietaria de uno de los vehículos que se han visto envueltos en esta situación.

Hay que decir que este medio intentó contactar a miembros de la Policía Nacional para que explicaran con mayor detalle lo que se ha hecho por parte de la institución para mitigar el impacto que la delincuencia ha generado en los conductores de servicio público y los pasajeros que a diario deben tomar transporte para dirigirse a otros sectores del municipio, sin embargo, se está a la espera de una declaración oficial por parte de los altos mandos, teniendo en cuenta que el Coronel Carlos Rojas no se encontraba a en el Distrito de policía al momento de la protesta.