En medio de los esfuerzos que adelanta el país para contener la expansión del coronavirus en el territorio (van 34 casos), el Gobierno Nacional decidió cerrar todas las modalidades de atención para la primera infancia (niños y niñas entre cero y cinco años) del Instituto colombiano de Bienestar familiar hasta el próximo 20 de abril.

El mandatario, quien este domingo también anunció que se suspendían las clases presenciales en colegios públicos y privados de todo el país, añadió que «se garantizará el envío puerta a puerta de una canasta de alimentos que responda al aporte nutricional que recibe nuestra niñez en las diferentes modalidades, con una medida adicional muy importante: fortaleceremos la canasta para las familias colombianas».

Duque, además, indicó «a todos los agentes del cuidado en la Primera Infancia que los a operadores y asociaciones deben garantizar el pago por sus servicios durante el periodo que rige esta medida, en principio desde mañana hasta el 20 de abril».


«Lo que buscamos es esencialmente proteger a nuestros niños, a esa población en un momento anticipatorio, en el que todavía no tenemos circulación del virus de manera autónoma, en el que todavía podemos asegurarnos de que tengamos el menor número de niños y jóvenes afectados», aseguró el Ministro de Salud, Fernando Ruiz.

«Queremos que los niños permanezcan en casa el mayor tiempo posible, pero que obviamente mantengan todas sus actividades y su condición de estudiantes», añadió