Violando las normas y atropellando los derechos de conductores y propietarios de vehículos y motos, los funcionarios del SIETT colmaron la paciencia de quienes fueron víctimas de comparendos e inmovilizaciones.


Un grupo de conductores y propietarios, a quienes se les sacó orden de comparendo por diversas causas, protagonizaron esta tarde una protesta al interior de las oficinas del SIETT, reclamando la autorización para que sus vehículos sean devueltos.

Todos coinciden en afirmar que el funcionario encargado de dar el visto bueno que se exige en los patios para sacar los vehículos está en vacaciones y que el reemplazo no se ha posesionado. Pero lo delicado es que muchos tienen los carros inmovilizados desde el pasado jueves y debido a la ausencia de la persona que autoriza la salida de los automotores, los perjudicados han tenido que esperar y someterse a las condiciones injustas y abusivas de las autoridades de tránsito.

Alberto Fandiño es una víctima de este atropello desde el pasado viernes. “Yo transitaba sobre la autopista como a las 6:10 p.m cuando un agente me paró por pico y placa, la verdad se me pasó. Me llevaron el carro para los patios, me dijeron que pagara el parte y que asistiera a un curso; todo lo hice el sábado pero a la hora de obtener el visto bueno perdí tiempo porque no había nadie en el Siett que atendiera. Vine hoy a las 7:a.m con todo listo y tampoco, me dijeron que el funcionario que autorizaba estaba en vacaciones y que aún no había reemplazo; ahora el problema es saber cuántos días de parque debo pagar”, explicó el afectado.

Una historia similar contó Amanda Guerrero a quien adicionalmente se le llevaron el carro en grúa, obligándola a pagar alrededor de 80 mil pesos más, sabiendo que el vehículo estaba a sólo cuatro cuadras de los patios y que su estado era óptimo para desplazarse sin problemas.

Fabio Galeano, propietario de una motocicleta, también vivió su propia odisea: “El sábado pasado me desplazaba en mi moto sobre la autopista sur a la altura de Ducales; el semáforo estaba intermitente y pasé con precaución pero un policía me paró y me sacó un comparendo dizque porque no había atendido la señal de él, la verdad no me di cuenta. Abusivamente me inmovilizaron la moto, me la llevaron en grúa a los patios y me hicieron pagar 80 mil pesos de más. Pero eso no es todo, hoy vine con todo listo y la excusa fue la misma para todos: el funcionario que da el visto bueno para llevar a los patios y sacar el vehículo, está en vacaciones y el reemplazo no llegó”.

Como ellos muchos conductores se quejaron del abuso del SIETT al obligar a los conductores y propietarios sancionados a pagar más días de parqueadero, sin contar el perjuicio por el simple hecho de no tener el vehículo.

Algunos manifestaron que es una constante el atropello contra propietarios y conductores, y que hay indicios que se trata de un negocio “redondo” entre autoridades, parqueadero y grúas.