Indignados continúan los habitantes del vecino municipio de Sibaté, en primer lugar debido a que  las empresas de transporte intermunicipal Velosiba, Cootransper, Tequendama y Suramericana anunciaron alza en sus tarifas a partir del 1 de octubre.

Anualmente se realiza un aumento tarifario a nivel nacional en el transporte urbano, el cual oscila entre los 100 y 200 pesos, pero  en caso de hacerse realidad el aumento tarifario de Sibaté, los  ciudadanos  pagarían $500 más por recorrido, lo cual representa en varios pasajes una afectación a su economía, teniendo en cuenta especialmente que  debido al aislamiento generado por la pandemia, la realidad económica de muchas familias de Sibaté y del país se ha visto realmente afectada.

Hans Q, uno de los lectores de este medio, manifestó: “Debería darles vergüenza subirle al pasaje, lo cobran dos veces. Por ejemplo, salen del Restrepo con tabla hasta Class Roma y cuando llegan allá la cambian hasta Soacha, cobrando otro pasaje, o  vienen de la 68 con 80 para Soacha, pero ponen la tabla sólo hasta Puente Venecia, llegan ahí y le ponen la tabla de Soacha y cobran otro pasaje completico”.

Son diversas las manifestaciones que argumentan que el servicio no es óptimo, no hay aplicación de protocolos, algunos vehículos no  están en buen estado o sus conductores y ayudantes no son cordiales con los usuarios.

Sin embargo, pese a ello,  ni el Alcalde de Sibaté  Edson Erasmo Montoya, ni sus funcionarios, ni los concejales, han hecho pronunciamientos oficiales y alocuciones por este hecho  que la comunidad considera un atropello. Se registra en una sesión del concejo que el alcalde manifestó su rechazo y aseguró que las empresas aún no han oficializado el alza, sin que este pronunciamiento se haya hecho público en la comunidad.

Frente a ello, los ciudadanos a través de redes sociales han propuesto, paro, tutelatón, recolección de firmas, llevar el tema ante el Gobernador de Cundinamarca.