Luego de que el Ministerio de la Protección Social certificara a Soacha como Municipio libre de Sarampión y Rubeola (Leer), el principal centro asistencial de los soachunos hace un pequeño recuento de lo que fue su contribución para lograr dicho reconocimiento.


Cabe recordar que el proceso de vacunación contra las dos enfermedades inició en septiembre del año pasado y se extendió hasta los últimos días de diciembre del 2010, logrando inmunizar a cerca del 97,4% de los niños residentes del Municipio, hecho que valió el reconocimiento por parte del Ministerio.

“Fue un trabajo muy técnico en el que más de 40 vacunadores con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud y las Secretarías de Educación y Salud de Soacha, además de la Secretaría de Salud de Cundinamarca se conformó un equipo que logró ‘meterse’ a cada una de las comunas trabajando ordenadamente a fin de vacunar a los niños para posteriormente hacer barridos con el propósito de mirar qué zonas habían quedado sin inmunizar y completar la meta propuesta. Todo el proceso estuvo coordinado directamente por la Gerencia General del hospital a través de la Subdirección Comunitaria y todo su equipo de trabajo. Cabe mencionar que Colombia era el único país de las Américas que estaba sin ser certificado y por ende una vez acreditado el Municipio, se hizo lo propio con el departamento y el país”, señaló el Dr. Mario Campuzano, Subdirector Comunitario del Hospital.

Con miras al 2011:

A propósito de la certificación, el Dr. Campuzano habló sobre los retos que desde su despacho tiene para el año que comienza, destacando entre otras cosas la realización de una campaña de prevención del cáncer de cuello uterino y otras más para concienciar a las jóvenes de Soacha a fin de evitar los embarazos prematuros.

“Ahora viene un contrato muy importante en cuanto a prevención del cáncer de cuello uterino en el cual se invertirán 1400 millones de pesos para atender a toda la población pobre o en condición de vulnerabilidad y mujeres en edad fértil en aras de hacer controles de citologías, colposcopias y todo el procedimiento requerido para prevenir el cáncer de cuello uterino (el más grande de toda Colombia). Trabajaremos además para prevenir que las niñas menores de 18 años no se nos embaracen tan rápido, creando conciencia con el objetivo de evitar que más del 50% de las menores de edad del Municipio queden embarazadas”, agregó Campuzano.

Este trabajo se ejecutará con visitas personalizadas a cada una de las casas de las mujeres soachunas sin necesidad de concentrarlas en el hospital. Por supuesto esta campaña se extenderá a los colegios, universidades y demás establecimientos donde haya presencia de mujeres y población vulnerable.