Barristas de Nacional ayudan a mejorar escenarios deportivos en la Comuna uno

Con la inclusión de los jóvenes barristas en las labores de limpieza y mantenimiento de un escenario deportivo en la comuna uno, se espera demostrar que esta clase de grupos sociales también pueden ser partícipes del progreso y bienestar de la comunidad del municipio.


cancha-soacha.jpg

La cancha de microfútbol colindante con los barrios Quintas de Santa Ana y Nuevo Horizonte, entre otros, la cual se encuentra ubicada detrás del colegio Nuevo Compartir, ha sido destacada por ser un escenario utilizado para la disposición de escombros por parte de carreteros y algunas personas de la comunidad.

Con el trabajo mancomunado de diferentes entidades ambientales y de aseo, de la mano con líderes del sector, se logró encaminar la energía de los muchachos pertenecientes a la barra del Atlético Nacional con acciones que beneficiarán a todos los habitantes de los barrios vecinos a la cancha.

“Los mismos muchacho se acercaron a mí y me manifestaron que querían hacer parte de los procesos que hace la comunidad; de esta forma se capacitaron en el SENA y recibieron unas unidades productivas con el compromiso de aportar algo hacia la sociedad, así fue que se apersonaron de su territorio que cuidan actualmente”, explicó Nelsy Castiblanco, líder comunitaria del sector.

Al ser un escenario que fue recuperado y restaurado gracias al apoyo y compromiso de los jóvenes barristas, encontraron la oportunidad de adornarlo con distintivos de su equipo de fútbol, a pesar de algunas críticas de los residentes que no están de acuerdo con los grafitis puestos por los muchachos; no obstante el escenario está disponible para todas las personas que quieran hacer uso del mismo, independientemente de sus inclinaciones futbolísticas.

Freddy Calle, como prefirió llamarse por razones de seguridad, describió el que sería su actual compromiso con la comunidad.

“Muchos de nosotros estábamos parados en las esquinas con poco o nada que hacer, pero la inclusión que se ha generado en nuestro territorio nos ha permitido demostrar que podemos ayudar a las personas y ser importante en la construcción de nuestra comuna. Pero aún hace falta despertar conciencia en las personas y demostrarles a través de nuestras obras y comportamiento que los barristas no somos provocadores de violencia, sino que podemos hacer importantes trabajos en grupo”, recalcó.

Kevin Pedraza, joven líder comunitario y fanático del fútbol, agregó la importancia de su labor: “El arreglo se realiza por motivación de nosotros mismos para nuestros niños que no tienen la seguridad de asistir a estos escenarios por el miedo de alguna plaga delincuencial y el abandono. La idea es montar diferentes actividades ludicodeportivas por medio de la barra y la misma comunidad”.

Para finalizar, cabe resaltar que mediante el compromiso con la comunidad y la obtención de las unidades productivas, varios de los jóvenes barristas han aunado esfuerzos para establecer una microempresa textil, encaminada a la representación y promoción de su equipo preferido en la disciplina futbolística.